OpenAI, y la IA en general, está cada vez más relacionada con el mundo de la salud

He estado observando con interés cómo OpenAI, responsable por ChatGPT y una empresa reconocida en el ámbito de la inteligencia artificial en general, está expandiendo sus horizontes hacia el sector salud. Este movimiento no es exclusivo de OpenAI; gigantes tecnológicos como Google y Apple también están explorando las potencialidades de las IA en este campo. A continuación, les detallo algunas de las iniciativas más destacadas en este fascinante viaje de la IA en la salud.

Por un lado tenemos que, recientemente, OpenAI se ha unido a WHOOP para desarrollar un entrenador personal de salud y fitness impulsado por GPT-4. Esta herramienta promete ofrecer consejos personalizados basados en los datos únicos de cada individuo, adaptándose a sus objetivos de salud y ejercicio.



Por otro lado, OpenAI ha trabajado con Summer Health para implementar GPT-4 en la creación de notas de visitas pediátricas. Este avance permite a los pediatras dedicar más tiempo al cuidado directo de los pacientes, optimizando el proceso de documentación.

De hecho, un estudio de Microsoft revela cómo GPT-4 puede transformar el análisis de imágenes médicas, como rayos X y resonancias magnéticas. Esta tecnología tiene el potencial de mejorar la precisión y eficiencia en la elaboración de informes radiológicos.

Otra empresa, Be My Eyes, desarrolló una aplicación destinada a ayudar a personas con discapacidad visual. Está integrando las capacidades visuales de GPT-4 para facilitar tareas como la identificación de objetos y la lectura de textos.

Y todo esto sin contar que muchas personas están recurriendo a ChatGPT como una forma de terapia informal, encontrando en esta herramienta un apoyo emocional y consejos prácticos para sus problemas cotidianos.

Google y Apple

Pero no todo es ChatGPT en el mundo. Recordad que Google ha introducido MedLM, modelos especializados para el sector salud, basados en Med-PaLM 2. Por otro lado, Apple está enfocando sus esfuerzos en integrar funciones de detección de salud en sus relojes inteligentes, abarcando condiciones como la hipertensión y la apnea.

La empresa derivada de Google DeepMind, Isomorphic Labs, está colaborando con gigantes farmacéuticos para aplicar IA en la búsqueda de nuevos tratamientos, marcando un hito en la investigación farmacéutica.

Y saliendo del ámbito del dúo dinámico, Oracle ha integrado un asistente digital en sus sistemas EHR, facilitando tareas como la toma de notas y la programación de citas, demostrando el impacto de la IA en la eficiencia del trabajo médico.

Estamos presenciando una época donde la inteligencia artificial se está convirtiendo en una herramienta esencial en el sector salud. Estas innovaciones prometen mejorar la eficiencia y precisión en el cuidado de la salud, al mismo tiempo que abren la puerta a nuevas formas de tratamiento y diagnóstico, marcando un antes y un después en la atención médica.

Fuente: https://wwwhatsnew.com