¿Quién es Eugenio Zaffaroni? El abogado argentino que asesora a Evo Morales en su lucha por una nueva candidatura presidencial

Fue juez en la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) y fue uno de los juristas más allegados al kirchnerismo en Argentina. Ahora, el papa Francisco le dio una tarea en una entidad administrada por el Vaticano.

Ivan Alejandro Paredes.

Evo Morales y Eugenio Zaffaroni en Argentina. Foto: Clarín
Evo Morales y Eugenio Zaffaroni en Argentina. Foto: Clarín

Fuente: El Deber

Eugenio Zaffaroni tiene una larga data de asesoría jurídica para Evo Morales. Lo defendió cuando el expresidente boliviano salió del país luego de renunciar en 2019. También lo hizo cuando Morales intentó ser candidato a senador del Movimiento Al Socialismo (MAS) en las elecciones de 2020, las que ganó Luis Arce. Ahora lo asesora en la decisión que tomó el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), que inhabilita a Evo Morales como candidato presidencial en los comicios de 2025. Sin embargo, para el jurista argentino el líder cocalero puede volver a postular a la Presidencia.



Zaffaroni trabajó como magistrado en la Corte IDH durante cuatro años entre el 2016 y 2022. Se graduó de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires. También fue nombrado ministro de la Corte Suprema de Justicia argentina por el fallecido expresidente Néstor Kirchner. En la actualidad, el papa Francisco designó a Zaffaroni como parte del nuevo Instituto para la Investigación y Promoción de los Derechos Sociales Fray Bartolomé de las Casas, una entidad recientemente creada por el Vaticano.

Zaffaroni defendió a Evo Morales durante su estadía en Argentina cuando el expresidente fue acusado de terrorismo. Fue uno de los dos jueces que votó en contra de la resolución de la Corte-IDH, la cual declaró que la reelección indefinida no es derecho humano.

En el texto de su voto disidente en la Corte IDH, Zaffaroni aclaró que no tiene ninguna preferencia por las reelecciones indefinidas y que se felicita de que en su país no se admita esa modalidad. Sin embargo, consideró que “la Corte no es competente para juzgar las particularidades de las formas de gobierno que adoptan nuestros Estados, más allá de los estrictos límites esenciales a cualquier democracia representativa que le señalan los instrumentos internacionales que el tribunal tiene el deber de hacer cumplir, en ninguno de los cuales se hace referencia a la reelección indefinida”.

Entre sus observaciones, el jurista argentino señaló que la solicitud de Opinión Consultiva realizada por Colombia, la que obligó a la Corte IDH a emitir un fallo sobre la reelección indefinida, surgió con claridad por el conflicto institucional que afectó a Bolivia en la crisis de 2019. Zaffaroni señaló que Bolivia transitó por “un régimen de no derecho” que tenía una “extrema similitud con los golpes de Estado de otras épocas”, pero “por fortuna se resolvió mediante la recuperación democrática de la vía institucional”, esto en referencia a la elección de Luis Arce como presidente boliviano.

Ahora, Zaffaroni asesora a Evo Morales en su situación legal sobre buscar una nueva candidatura presidencial. El TCP anuló la reelección presidencial indefinida en Bolivia, lo que supone la inhabilitación de Evo Morales para las elecciones de 2025. Fue la Sentencia Constitucional 1010/2023, aprobada el 29 de diciembre de diciembre, la que apunta a que la reelección presidencial indefinida no existe y “no es un derecho humano”.

Para Evo Morales esa sentencia no lo inhabilita como candidato presidencial. Hoy, dijo que está asesorado en este caso por Zaffaroni, quien, junto al abogado Raúl Ferreyra, en una opinión publicada en el diario argentino Página 12 consideró que Morales puede ser candidato presidencial y culpó a los medios de comunicación de haber interpretado “mal” la sentencia del TCP.

“Es claro que la sentencia no resolvió si Evo podrá o no ser candidato, porque se trata solo de un comentario al margen de lo que decidió y debía decidir: en el mejor de los casos es un ‘obiter dictum’, aunque en este supuesto sea un ‘dictum’ sin ‘obiter’. Más aún: en el supuesto en que en el futuro se plantease ante ese alto tribunal la cuestión de la reelección, esos jueces deberían apartarse porque ya han emitido opinión, no al resolver un caso análogo, sino espontánea y gratuitamente, de puros comedidos y apresurados”, interpretó Zaffaroni.

Luego, el jurista continuó con su interpretación sobre el fallo del TCP: “Eso es lo que ha pasado en la realidad: lo que los medios han construido es que Evo no podrá ser candidato por decisión del Tribunal Constitucional Plurinacional de Bolivia y eso es lo que todos creyeron. Aunque no la ejerzamos, en verdad seguimos teniendo condiciones de filósofos, porque todavía hay cosas que nos asombran. Pero también nos dan serio temor, porque el juego sucio alcanza extremos sin precedentes, se pasa por encima de todo límite ético, se procede de manera realmente psicopática, todo parece estar permitido”.

Hoy, Evo Morales, en su programa radial en Kawsachun Coca, admitió que Zaffaroni le asesora en este caso y le agradeció por su cooperación. “En la parte resolutiva no habla de inhabilitación. Solo hay un comentario en la parte considerativa”, dijo Morales.

Zaffaroni cierra su opinión sobre este caso con una frase de Martín Fierro: “Los hermanos sean unidos / porque esa es la ley primera; /tengan unión verdadera / en cualquier tiempo que sea, / porque si entre ellos pelean / los devoran los de afuera”.

Fuente: El Deber