A más de 8 años de su colapso, Manfred indica que puente caído ‘estará listo hasta fin de mes’

La obra, desplomada el 22 de octubre de 2015, se somete a pruebas de carga en su recta final.

Violeta Soria

Reposición de la plataforma del puente caído, ubicada en la avenida 6 de agosto e Independencia./ ALCALDÍA DE COCHABAMBA
Reposición de la plataforma del puente caído, ubicada en la avenida 6 de agosto e Independencia./ ALCALDÍA DE COCHABAMBA

 



Fuente: Opinión

A más de ocho años de su colapso, la plataforma del denominado «puente caído», ubicada en la avenida 6 de Agosto e Independencia, se encuentra en la fase de pruebas de carga, razón por la cual se espera que la estructura esté lista hasta fines de febrero.

Así lo confirmó el alcalde Manfred Reyes Villa, quien detalló que la obra colapsada el 22 de octubre de 2015 se somete a pruebas de carga en su recta final.

“La plataforma del puente caído estará lista hasta fin de mes. En realidad, ya está casi lista. Están haciendo las pruebas de carga para que no tenga nuevamente ese problema. Es una pena que un puente que no ha durado ni meses se haya caído. Realmente, es una pena, pero ya lo estamos restableciendo”, señaló.

El pasado 28 de diciembre, la reposición de la plataforma ya reportó un 70% de avance, según informó el secretario de Infraestructura de la Alcaldía, Gustavo Navia.

Entonces, se trabajaba en las obras adicionales que comprenden las barandas y aceras, y aguardan la llegada de los pendolones para mediados de enero.

A MÁS DE 8 AÑOS DEL COLAPSO

La millonaria obra, de 11.7 millones de bolivianos, fue inaugurada el 19 de diciembre de 2014, durante la gestión del entonces alcalde del Movimiento Al Socialismo (MAS) Edwin Castellanos. Sin embargo, se
desplomó luego de 10 meses de su entrega, el 22 de octubre de 2015.

Transcurrieron más de ocho años desde aquel colapso y finalmente, el 29 de agosto, la empresa Álvarez, la misma que emplazó la estructura en 2014, inició la reposición de la vía.

Esto, en el marco de la justicia restaurativa a la cual se acogieron la empresa Álvarez y el arquitecto Nelson Vega, quien entonces fungió como el supervisor de la ejecución del puente a desnivel.

Fuente: Opinión