Bajas exportaciones y dólar paralelo dañan bolivianización de la economía

En el país se importa más de lo que se exporta y la comercialización de oro beneficia principalmente a las cooperativas mineras, no se refleja adecuadamente en las reservas de divisas del Banco Central de Bolivia (BCB).

PESE A SU BAJA COTIZACIÓN EN EL MERCADO INTERNACIONAL, LA EXPORTACIÓN DE MINERALES SIGUE SIENDO LA PRINCIPAL FUENTE DE INGRESO PARA EL PAÍS.

 

Fuente: El Diario



ALBERTO BONADONA.

 

El analista económico, Alberto Bonadona, afirmó que la bolivianización de la economía que pregona el Gobierno, “está herida de muerte” porque para haberla mantenido se necesitaba un gran impulso en las exportaciones y porque el precio del dólar en el mercado paralelo está marcando otro ritmo en la economía.

Explicó que, este impulso en las exportaciones no ha llegado ni se espera que llegue a través de las exportaciones de gas o litio, sino que debe provenir de otras actividades agroindustriales que generen mayores ingresos en dólares

Según Bonadona, esto implica una alianza con el sector privado, pero el Gobierno parece no estar interesado en ello, ya que actualmente está más enfocado en resolver temas como el suministro de combustible para los transportistas en lugar de abordar cuestiones más urgentes.

El analista señaló que, el mercado paralelo del dólar está ganando terreno, lo que significa que las personas que poseen dólares están recurriendo cada vez más a este mercado para realizar transacciones.

“No hay en ese sentido bolivianización y vamos a tener que actuar en consecuencia de esta situación que ha cambiado considerablemente lo que ocurre en el país”, declaró a Erbol.

En resumen, Bonadona argumentó que Bolivia importa más de lo que exporta, lo que resulta en una escasez de dólares en el país. Además, destacó que el oro que se comercializa beneficia principalmente a las cooperativas mineras y no se refleja adecuadamente en las reservas de divisas del Banco Central de Bolivia (BCB).

Por último, advirtió que el Gobierno necesita presentar estrategias claras para defender la “bolivianización” de la economía, ya sea aumentando las exportaciones o buscando otras fuentes de divisas, en lugar de depender de créditos aprobados por la Asamblea Legislativa, que generalmente tienen un destino predeterminado y no contribuyen a resolver el problema subyacente de la escasez de dólares en el país.

“Son proyectos que van a suponer importación de maquinaria, porque Bolivia no produce ninguna maquinaria y su producción es muy básica y en esas condiciones creo yo que necesitaríamos saber de dónde va a salir los dólares para continuar la economía y no vayamos a un despeñadero aún más serio”, declaró. (Erbol).

Fuente: El Diario