Definen migración minera del Cerro Rico a otras áreas de trabajo

Escenario. El Ministerio de Minería, Comibol y Fedecomin Potosí alistan el traslado de las actividades mineras a otras zonas

Juan Carlos Salinas.

El ministro dijo que todos los minerales que se han extraído son importantes
El ministro dijo que todos los minerales que se han extraído son importantes

 

Fuente: El Deber



Con el objetivo de reducir la presión en el Cerro Rico de Potosí y así evitar nuevos hundimientos que pongan en apuro a las autoridades locales y nacionales, el Ministerio de Minería, la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) y la Federación Departamental de Cooperativas Mineras de Potosí (Fedecomin), alistan la migración minera del Cerro Rico a nuevas áreas de trabajo.

El ministro de Minería y Metalurgia, Marcelino Quispe, llegó a la ciudad de Potosí para reunirse con las diferentes cooperativas afiliadas a Fedecomin para tratar temas relacionadas a nuevas áreas de trabajo y dejar la explotación del Cerro Rico.

Quispe remarcó que es importante llegar a un acuerdo con los diferentes actores del sector minero departamental para avanzar de forma consensuada en el cuidado del Cerro Rico, sin que eso signifique un daño en la actividad minera de los cooperativistas.

“Lo que queremos es dar, de forma efectiva, a las cooperativas que están en el cerro de Potosí nuevas áreas de trabajo, para ello se ha determinado realizar una inspección conjunta y coordinada. Para ello, todos los trámites deben avanzar y Comibol debe efectuar y hacer las gestiones necesarias, una vez firmados los documentos estarán disponibles para las cooperativas que deseen hacerlo”, explicó Quispe.

La autoridad adelantó que se trabajará en nuevas áreas junto a la Fencomin, porque la atención de este sector, para el presidente Luis Arce, es importante.

El ministro de Minería dijo que todos los minerales extraídos en esa región son de mucha importancia para generar más recursos y más empleos, por ello precisó se va a impulsar los contratos mineros con los cooperativistas para posteriormente realizar un seguimiento.

Reynaldo Pardo, titular de la Comibol, indicó que hay carpetas que están incompletas y están observadas y, de manera urgente, serán subsanadas.

“Tenemos una resolución para tratar todos estos aspectos y poder llevar adelante la aprobación de los 13 contratos con nuestros técnicos y, de esta forma, agilizarlos”, puntualizó.

La dirigencia minera a la cabeza de Heriberto Huanaco, aseguró “hemos encontrado en nuestras autoridades una predisposición de avanzar en estos temas. Esperemos que tengamos resultados positivos”.

De acuerdo con la información proporcionada por el gerente regional de la Comibol, Ramil Silvestre, únicamente quedan nueve secciones de cooperativas mineras trabajando por encima de la cota 4.400, en alrededor de unas 25 bocaminas, y está previsto dar celeridad al proceso de migración.

Con la finalidad de ralentizar la actividad de explotación de minerales en los socavones del Cerro Rico, la Comibol está emitiendo un instructivo que define la reducción de las tornaguías para todas las cooperativas. Las tornaguías son el documento que autoriza la extracción de cargas mineralizadas y cuyo control está a cargo de personal de la Comibol.

Fuente: El Deber