El día después del desastre: Laquiña busca recuperarse

El Ministerio de Defensa informó que “reventaron” lagunas” en la cumbre. Ayer, se cuantificaban los daños que dejó el aluvión en Sacaba, departamento de Cochabamba.
Vecinos y personal de las Fuerzas Armadas rescatan pertenencias de las apersonas damnificadas./ DICO SOLÍS
Vecinos y personal de las Fuerzas Armadas rescatan pertenencias de las apersonas damnificadas./ DICO SOLÍS

 

Fuente: Opinión / Cochabamba



MELISSA REVOLLO P.

Entre la granja y la casa de la familia Montaño hay alrededor de 15 personas; ninguna resultó herida, aunque sus pérdidas son cuantiosas. María Flores huyó con sus familiares, que incluyen cuatro niños, y encontraron refugio para pasar la noche. Al frente de la serranía, las otras familias perdieron casi todo, menos sus vidas. Algunos familiares llegaron en medio del llanto a la zona.

La mazamorra llegó la tarde del domingo (25 de febrero) y cubrió la zona de Laquiña, una comunidad de Ucuchi cerca de Chiñata, en Sacaba. Está a 26 kilómetros de la ciudad de Cochabamba.

 

 

El lodo ingresó a las viviendas, que en el sector son dispersas, y a los galpones de una granja. El la mazamorra alcanzó más de dos metros de altura. Acabó con la vida de alrededor de 6 mil pollos en crecimiento, además de otros animales. Hay vehículos enterrados y la fuerza del material y el agua arrastró muebles y demás pertenencias. Pero, no dejó a ninguna persona sin vida.

La zona afectada está entre dos cerros que distan uno del otro más de 300 metros. Este martes, parecía un río gigante de lodo, donde se veían solo techos de calamina, parte de paredes en algunos sectores, la segunda planta de una de las viviendas, puertas rotas, cercas, ventanas, postes caídos, vehículos arrastrados y más.

 

 

Cuando se dio el evento, los vecinos escucharon una especie de truenos. Salieron, evidenciaron que de la quebrada salía material y huyeron.

La familia de María Flores salió corriendo de su casa, sorteando el avance del aluvión, hasta el cerro del frente.

HABÍA UN RÍO PEQUEÑO

Rodrigo Montaño, el sobrino de los propietarios de la granja y de una de las casas en la zona, se enteró de la emergencia a las cuatro de la tarde del domingo y se apuró en llegar para colaborar en lo necesario. Describió que antes en el lugar había solo un río pequeño.

“Es primera vez que estoy viendo esta situación”.

Dijo que la granja está asentada en ahí hace más o menos una década.

La casa de dos plantas, tiene la primera casi por completo con lodo. Al lado, había un galpón, que era el molino donde preparaban el alimento para las aves; ahí, la mazamorra arrastró uno de los vehículos, lo que destrozó una pared. En frente estaban los galpones donde había pollos en crecimiento, murieron alrededor de 6 mil. Un poco más arriba, se salvó otro galpón donde hay decenas de gallinas.

Alrededor de 15 personas habitaban ese sector. La familia Montaño tuvo que ir a otra casa.

Trabajadores de la granja intentaban ayer ir más abajo, para intentar recuperar muebles y otras cosas arrastradas por el aluvión.

“Con la llegada de la mazamorra ya nada se podía hacer”, dijo una de ellas.

Trabajaron la noche del domingo hasta tarde y, este lunes, madrugaron.

DESDE ROPA

Del otro lado de la serranía, hay más vecinos, quienes trataban de rescatar entre el lodo parte de sus pertenencias.

Varios rescataban en baldes objetos pequeños, incluida ropa que sacaban del lodo, entre partes de puertas y ventanas. La enjuagaron en el agua acumulada y la pusieron a secar en el cerro.

Algunas aves de corral, como patos, que lograron salvar, fueron acomodadas en la serranía, con alimento al lado.

También pusieron a secar documentos, facturas, libros, cuadernos y otros papeles.

Los vecinos de la zona se unieron para apoyar en la recuperación de objetos. De cuando en cuando, tomaban descansos y compartían refrigerios que consistían en plátano, pan y refrescos.

AYUDA

El Gobierno nacional desplegó personal de las Fuerzas Armadas (FFAA). La Alcaldía de Sacaba también se movilizó.

Personal militar ingresó y con el lodo hasta la cintura, utilizando cuerdas, se organizaron para sacar muebles y otros bienes.

Del lado de la granja, por donde aún llegaba el agua trabajaba maquinaria pesada, habilitando espacio para que pase el agua.

LAS CAUSAS

El coordinador del Ministerio de Defensa, en Cochabamba, Samuel Pereira, recordó que el ministro Edmundo Novillo realizó un sobrevuelo el domingo, y se evidenció que “reventaron dos lagunas” en la cumbre.

“No conocemos las causas, no conocemos el origen. Pero, también están pidiendo la Gobernación y los comunarios que se investigue”.

La cuantificación de daños y afectados continuaba. Pereira aseguró apoyo para quienes no tengan donde pasar la noche.

Vecinas reciben ayuda de personal militar, en medio del lodo./ DICO SOLÍS
Vecinas reciben ayuda de personal militar, en medio del lodo./ DICO SOLÍS

PROMESA DE VIVIENDA

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, diputada Olivia Guachalla, llegó hasta el sector para, en coordinación con Defensa Civil, cuantificar daños e identificar a las familias que perdieron sus casas.

La autoridad comprometió viviendas. Dijo que trabajarán con la Agencia Estatal de Vivienda (AEVivienda).

“A todas las personas que han perdido sus viviendas, se les va a reponer. Vamos a hacer las gestiones con el Gobierno central”.