El Senamhi declara alerta naranja por lluvias en provincias de tres departamentos

Continúa la alerta roja en la sede de gobierno, Cobija y otras poblaciones pandinas

La alerta emitida por el Senamhi

 



El Servicio Nacional de Meterorología e Hidrología (SENAMHI) declaró alerta naranja en 19 provincias de los departamentos de La Paz, Oruro y Potosí, por la posibilidad de que se registren precipitaciones y tormentas eléctricas moderadas a fuertes. La determinación rige desde la tarde de hoy martes hasta la tarde del jueves.

Según el aviso de alerta meteorológica, “se pronostica lluvias continuas y tormentas eléctricas moderadas, temporalmente fuertes, con montos acumulados entre 20 y 40 milímetros, a ocurrir desde la tarde del día martes 27 de febrero hasta la tarde del día jueves 29 de febrero de 2024”.

En La Paz son dos las provincias que serían afectadas por las lluvias: José Manuel Pando y el sector oeste de Pacajes; en Oruro son 10 provincias: Sajama, Totora, Nor Carangas, Carangas, Sur Carangas, Litoral, Mejillones, Ladislao Cabrera y Sabaya.

En tanto, en Potosí, son siete las provincias en alerta naranja: Daniel Campos, Nor Lípez, Sur Lípez, Enrique Baldivieso y la región oeste de Modesto Omiste, Sud Chichas y Antonio Quijarro.

La institución estatal mantiene la alerta roja en Pando por el incremento del caudal del río Acre y sus afluentes secundarios, con posibles desbordes que podrían afectar a la capital, Cobija, la población de Iñapari y otras comunidades; y en La Paz, por la posibilidad de ascensos progresivos y repentinos de nivel con inminentes desbordes en la cuenca de los ríos Irpavi y La Paz, además de sus afluentes cercanos.

Puede ser una imagen de texto que dice "ACTUALIZACIÓN DE DATOS NIVEL DEL AGUA DEL RÍO ACRE 27/02/24 COBIJA ↑ 15,83 METROS 06:00 AM. UNITEL PANDO FUENTE: UGR-MUNICIPAL"El incremento del caudal del río Acre rompió todos los récords. Foto: Unitel Cobija

 

La alerta roja implica la existencia de fenómenos meteorológicos de intensidad fuerte, muy fuerte y excepcional que conllevan un nivel de amenaza muy alto para la población de los sectores afectados; en tanto, la alerta naranja se declara por la existencia de un nivel de amenaza importante, con fenómenos no habituales y con cierto grado de peligro para las actividades usuales del ser humano.