En ocasión del 64 cumpleaños del emperador Naruhito, la Embajada de Japón en Bolivia celebró este viernes el 110 aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas de ambos países.

El embajador Onomura Hiroshi y su esposa fueron los anfitriones de la celebración del natalicio del emperador en la Embajada de Japón en Bolivia.

Hiroshi indicó que este año Japón y Bolivia cumplirán 110 años de establecimiento de sus relaciones diplomáticas y celebrarán 125 años de la primera migración de japoneses al país.

“Son dos hitos que muestran la larga historia de intercambios entre nuestros países, en la que muchas personas, comenzando por la (comunidad) nikkei que viven en Bolivia se han destacado de las construcciones de las amistosas relaciones entre ambos países. Deceso aprovecha la ocasión para manifestar mi gratitud a todos ellos”, dijo.

Añadió que la Embajada de Japón está preparando varios eventos, no solo para conmemorar estos hitos históricos, sino esperanzados en que sean un aporte para que los círculos de amistad que nos rodean se amplíen.

En el lugar de la recepción, se llevó a cabo una demostración de la ceremonia del té y empresas japonesas exhibieron sus productos y tecnologías como parte de sus apoyos a las empresas que se expanden en el mercado boliviano.

Además, como promoción de la gastronomía japonesa, se sirvieron alimentos del país insular como sushi, sake y tempura, entre otras comidas.