“Es un momento catastrófico”: avicultores denuncian una pérdida diaria de $us 1,5 millones por los bloqueos

ADA advirtió que en las próximas semanas la situación del desabastecimiento puede agravarse porque la cadena de producción se interrumpió. El sector teme el cierre de una importante cantidad de granjas, principalmente en Cochabamba.

[ADA] / La producción de los avicultores en una exposión.

Fuente: Unitel



Los productores de pollo enfrentan un momento catastrófico debido a los bloqueos que este viernes cumplen 12 días, advirtió el presidente de la Asociación de Avicultores de Santa Cruz (ADA), Omar Castro.

En ese marco, advirtió que en las próximas semanas la situación del desabastecimiento puede agravarse porque la cadena de producción se interrumpió. Por día de bloqueo el sector pierde $us 1,5 millones y teme el cierre de una importante cantidad de granjas en Cochabamba.

El directivo explicó que la demanda de las ciudades de El Alto y La Paz es de 300.000 y 350.000 pollos por día y debido a la protesta -impulsada por sectores “evistas” para exigir elecciones judiciales y la renuncia de los magistrados- llega menos cantidad de producto al occidente del país.

“Están llevando 60.000 y necesitan 350.000. Sí, así es, están más o menos cubriendo un 25% de la demanda del pueblo”, sostuvo.

El directivo, en ese marco, subrayó que “no se puede hablar de especulación cuando todo el mundo conoce que los frigoríficos y hasta el mismo Gobierno está trasladando el pollo vía aérea y por rutas alternas que demoran entre 48 y 50 horas”

“Ahí hay un costo enorme que se está agregando al traslado del pollo, entonces, es difícil que se pueda vender debajo de ese precio”, sostuvo.

En la ciudad de La Paz se ha llegado a vender el kilo del alimento hasta en Bs 20. Por el contrario, por la sobreoferta, en Santa Cruz este producto se comercializa en Bs 8 o Bs 9.

¿Qué efecto está provocando esta situación en el sector productor?, le preguntó la red UNITEL y el presidente de ADA respondió: “Para nosotros los avicultores es un momento dramático, realmente catastrófico”.

Argumentó que pese a que en Santa Cruz hay sobreoferta de pollo “eso está impactando negativamente en el productor” y “se está perdiendo hasta 3 bolivianos por cada kilo de pollo producido, y lo que es peor en el interior lo están pagando porque no tienen alimentos para sus aves”.

Tomando en cuenta que el ciclo promedio de producción es de seis semanas, Castro estimó “que en ese lapso vamos a tener serias irregularidades en el abastecimiento tanto de pollo y también de huevo hacia la población”.

En ese contexto, deslindó la responsabilidad del sector en esta situación porque “no vamos a poder producir en estos días de manera normal”.

“Cuando se dan estas situaciones, el Gobierno nos acusa muchas veces de agio y especulación”, reclamó el directivo y, frente a esa premisa, reclamó que “en condiciones normales la producción era suficiente”, pero ahora la situación es compleja.

“Hemos alcanzado niveles hasta la primera o segunda semana de enero de alojar hasta 5,2 millones de pollos en granja a nivel nacional. Hoy por hoy y en la primer semana de bloqueo, este promedio se ha caído a 4,9, cerca de 400.000 pollitos menos que se han alojado en granja”, señaló.

Producción

Indicó que la mitad de la producción de Santa Cruz va hacia otras regiones del país.

“En ese sentido, habrá que ver nada más la capacidad de respuesta económica desde los productores avícolas para poder sobreponerse a este momento difícil, no sólo acá en Santa Cruz, sino en el resto del país”, reflexionó.

Explicó que si los productores no recibir pollito bebé la producción se demora y “va a impactar obviamente siempre al final en la canasta familiar”. Así se evidenció en protestas similares anteriores, advirtió Castro.

¿En cuánto calculan el impacto económico para el sector y para la economía nacional debido a esta situación?

Castró indicó que “en el sector estamos perdiendo cerca de millón y medio de dólares diario”.

“Llevábamos (bloqueos) por 12 días, entonces vuelvo a repetir, va a ser en función solamente de la capacidad económica que tenga cada productor, de reactivarse, lo cual ha sido muy difícil, Cochabamba ha sufrido efectos muy fuertes por el tema del ingreso de la gripe aviar y ahora con esto están muy preocupados”, lamentó.

La situación de los productores en Cochabamba es similar. El jueves, los actores productivos y empresarios denunciaron millonarias pérdidas y pidieron al Gobierno que libera las rutas bloqueadas.

“Es una avicultura que ya venía con tropiezos y ahora con esto puede significar hasta un 50% o 60% de la avicultura cochabambina se muera”, advirtió.