Javier Milei, tras el abrazo con el Papa Francisco en la canonización de Mama Antula: “Fue muy fuerte, un gesto tremendo”

  • El Presidente se emocionó con el recibimiento del Sumo Pontífice, que se acercó a saludarlo por fuera del protocolo.
  • La broma sobre el peinado del mandatario.
IGNACIO ORTELLI ENVIADO ESPECIAL
Javier Milei, tras el abrazo con el Papa Francisco en la canonización de Mama Antula: "Fue muy fuerte, un gesto tremendo"
Abrazo del Papa Francisco y Javier Milei en su primer encuentro. El lunes tendrán una reunión privada. Foto AFP
Fuente: El Clarín

Javier Milei se retiró emocionado de la Basílica de San Pedro, donde asistió a la ceremonia de canonización de Mama Antula que encabezó el Papa Francisco, con el que mantuvo dos encuentros breves por fuera del protocolo: el último, al cabo de la misa, terminó con un cálido abrazo.

«Fue muy fuerte, un gesto tremendo. No lo puedo creer, se salió de protocolo y me vino a saludar. Es imposible que no me emocione», relató, según pudo reconstruir Clarín de fuentes inobjetables, un todavía conmovido Milei cuando se retiraba de El Vaticano junto a la comitiva oficial.

Milei y el Papa se habían saludado antes de la ceremonia. Al arribar a la basílica, fue invitado por las autoridades a acercarse a un lugar reservado en el que mantuvo un breve pero cálido saludo con su anfitrión. Lo acompañaban la canciller Diana Mondino y la secretaria general de Presidencia, su hermana Karina Milei, quien fue vestida ajustada a protocolo.

Quienes presenciaron de cerca ambos encuentros aseguran que hubo «muy buena sintonía» y cuentan que hasta hubo un momento de distensión especial y risas cuando el Papa le agradeció «por venir» a Roma y presenciar la ceremonia.



Además, con tono jocoso, Francisco le hizo referencia al prolijo look que eligió el Presidente para ir a El Vaticano, luego de una gira en la que se mostró informal: «Valoro mucho que te hayas peinado para venir». Cuentan que Milei le festejó la mención y le agradeció «por recibirme».

En rigor, estos dos encuentros no estaban programados. En el entorno presidencial se conformaban con un saludo de ocasión, a la espera de la audiencia privada que mantendrán este lunes, en la que tendrán tiempo para dialogar en profundidad sobre la situación en Argentina y a nivel global. «Va a ser muy fructífero»,creen desde el Gobierno.

Atrás quedó el entredicho que se generó por aquella polémica declaración que realizó Milei en 2020, cuando todavía se paseaba por los canales de televisión como economista y ni siquiera pensaba en ser candidato, y calificó al Papa como «el máximo representante del maligno en la Tierra». Durante el debate por el balotaje, el líder libertario aprovechó que Sergio Massa le recordó el episodio y dio sus disculpas: «Ya he pedido perdón por eso, y lo volvería a hacer, porque no tengo problema cuando me equivoco, y no tengo problema en repetir que estoy arrepentido por eso».

Luego, en una conversación telefónica antes de que asumiera, cuando Francisco lo llamó para felicitarlo por su triunfo, Milei le reiteró su pedido de perdón.

Milei siguió la canonización de Mama Antula desde la primera fila de la nave central de la Basílica de San Pedro, que estuvo colmada por unas 5.500 personas, muchos de ellos argentinos. Antes de la ceremonia, aceptó sacarse numerosas selfies con los fieles.

Durante la misa, el Presidente siguió los rituales y se le vieron gestos de emoción, al igual que a buena parte de la comitiva argentina, que completaron los ministros Guillermo Francos (Interior), quien fue alumno de Francisco en el cuarto año del colegio de El Salvador, y Sandra Pettovello (Capital Humano).

Fuente: El Clarín