Ladrones aprovechan inundación en Cobija para entrar a viviendas y llevarse lo que encuentran, Policía intensificará patrullajes

Varias familias dejaron sus posesiones en sus casas, y los ladrones aprovechan esta situación.

Fuente: abi.bo

 

Pando. – En el barrio Mapajo, en el centro del municipio de Cobija, apenas se observan los techos de las viviendas que quedaron bajo el agua, como consecuencia del desborde del río Acre. Varias familias dejaron sus posesiones en sus casas, y los ladrones aprovechan esta situación.



De acuerdo con la alcaldesa de Cobija, Ana Lucia Reis, la actual inundación supera el récord del año 2015, alcanzando un nivel crítico de 15.83 metros.

En algunas casas, que son de dos y tres niveles, las familias desalojaron las plantas inferiores escapando de la inundación.

A la zona solo se puede llegar en canoa. Varias de las viviendas están deshabitadas.

En el barrio Villa Montes el panorama es similar. Aprovechando la ausencia de los dueños de las casas, ladrones ingresan y se llevan lo que encuentran.

Sobre una canoa, el teniente coronel Gonzalo Caballero reveló que “hay personas que no son del lugar, y que están aprovechando la ocasión para ingresar a los domicilios y retirar los objetos que encuentran”.

De hecho, durante el recorrido se identificó a una persona escondida en una palmera y con una bolsa de yute.

Desde la canoa, Caballero le ordenó que descienda y que entregue las cosas. La persona lanzó el yute y se dejó caer al agua para escapar nadando, pero no lo logró, fue detenido, enmanillado y llevado al retén policial.

Caballero informó a Periodismo Digital que se intensificarán los patrullajes fluviales.

A la fecha, 220 familias fueron damnificadas por las inundaciones en Cobija, otras 920 fueron afectadas y más de 3.600 personas dejaron sus hogares. Se habilitaron nueve albergues.

Jfcch/CC

Municipio de Cobija declara “zona de desastre” tras inundación y la Iglesia clama por solidaridad