Los negocios masistas y el medio ambiente

 

El IPSP del MAS, paso de ser el Instrumento Político para la “Soberanía” de los Pueblos; al Instrumento Político para el “Sometimiento” de los Pueblos y de la Pachamama”. Pukymon.



La política se maneja mediante símbolos y Evo Morales, cuando tomo el poder, impuso la wiphala como símbolo nacional y a él, como dueño del símbolo indígena y de sus seguidores. Lo más preocupante es que de seguir así, durante los próximos años se impondrá esta decisión y si lo permitimos, además de la whipala, flameará una nueva bandera nacional que será amarillo y blanco, por los chinos, el oro y la cocaína.

Siguiendo la tradición nacional, el MAS practica la toma de tierras y la economía extractivista, donde el oro es una fuente importante de riqueza. La fórmula que aplican los masistas para extraerlo es utilizar las cooperativas auríferas de los Interculturales.

El método que utilizan es simple: Uno o dos Interculturales arman una Cooperativa y luego bajo esta figura se acoge a los chinos como socios. Ellos traen grandes barcazas, dragas y toneladas de mercurio; extraen el oro destruyen el ecosistema y expulsan a los indígenas Tacanas originarios y otros de nuestra cuenca amazónica.  Y lo mejor para ellos, es que lo hacen sin controles ambientales y sin pagar impuestos, solo algunas comisiones a los dirigentes.

Datos oficiales del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) indican que las exportaciones legales de oro, en el período 2005-2022, alcanzaron a 16 mil millones de dólares, por la venta de 673 toneladas. Las ilegales, que son muchas más, salen de contrabando y forman parte del negocio de las redes del narcotráfico y sus ramas anexas.

Negocios de los Interculturales masistas.
Estos negocios funcionan utilizando mitimaes interculturales, la toma de tierras, colonización y sometimiento de la población q’ara y originaria.

La consigna es: Lo que es de nadie es de todos, sobre todo de aquel que lotea y coloniza, pues nada le cuesta y tampoco le importa que su accionar genere daños ecológicos.

En el proceso realizan quemas que a ellos no les afecta y más bien los beneficia, pues les permite tomar la tierra y así el gobierno rápidamente se las entrega y lo legaliza, pues al ser arrasadas y quemadas cumplen la función económica social de acuerdo a su ley masista. Esto es la norma de un país centralista, donde solo el gobierno central gobierna y decide.

Auriferoces en la ciudad de La Paz, la que no tiene Paz.

Escuché hace un tiempo en la Radio Panamericana, que unos 80.000 auriferoces interculturales, autodenominados “cooperativistas mineros”, invadieron la ciudad de La Paz para exigir al gobierno una reducción de los michi aranceles que pagan por la explotación masiva del oro, así como la “expulsión de los indígenas originarios”, que según estos auriferoces “se creen dueños de los ríos” y se atreven a protestar por la destrucción de las cuencas y el envenenamiento de los ríos con mercurio.

Estos mineros Interculturales asociados con los chinos, no pagan ni IVA ni impuestos y exigen que se les permita entrar en los Parques Nacionales, como hacen los cocaleros masistas y los narcos con la complicidad, e incluso la cooperación del gobierno.

El gobierno no se atreve a aplicar medidas claras sobre el uso del mercurio y las Empresas chinas que lo utilizan operan en los ríos de Bolivia sin necesidad de autorizaciones ni controles, mientras empresarios bolivianos pasan décadas esperando una autorización.

Los “auríferoces” eventualmente pagan 2,8% de regalías mineras, mientras el resto de la minería paga por lo menos 7%, pero estos mineros y chinos quieren pagar aún menos.

El Ministro masista de Medio Ambiente, Rubén Méndez, alias Mercurio. Comenta que el mercurio no es malo. En realidad es muy bueno para los mineros chinos y lo realmente malo son los comentarios mal intencionados de los opositores.
El Ministro recuerda que en las calles de Potosí corría el mercurio y allí jugaban de niños y nadie se enfermaba.

Fuente: ovidioroca.wordpress.com