Ofertan gasolina por redes sociales a Bs10 el litro y ANH autoriza venta en bidones de 16:00 a 18:00

Pese a las acciones del Gobierno para contener el comercio ilegal de los carburantes, en el área rural el costo aumenta aún más. Es el caso de Caranavi donde se comercializa hasta en Bs18 el litro de gasolina.

BRÚJULA DIGITAL

Venta de gasolina en bidones. ALPUNTO
Venta de gasolina en bidones. ALPUNTO

 



Fuente: Opinión

Ante la escasez de carburantes en las estaciones de servicio del país, surgen ofertas en redes sociales a 10 bolivianos o más el litro de gasolina o diésel, según donde se requiera, en ciudades o provincias. En tanto, la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) estableció que solo se venderá gasolina y diésel en bidones de 16:00 a 18:00, para contrarrestar el contrabando.

“Googleando y facebookeando encontré en Marketplace y contacté a la persona y (me dijo) el litro a 10 pesos, el promedio es entre 8 y 10 pesos. Me alarma la situación porque esto puede generar especulación y por no perder tiempo la gente opta por ello. Solo vi en Marketplace por lo menos unas cuatro publicaciones, te mandan a Viacha u otros lugares cerca de la ciudad”, denunció un usuario al canal Tv F-10.

Debido a las filas en las estaciones de servicio, el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Armin Dorgathen, informó que se incrementó en 10% el despacho de combustibles líquidos a escala nacional a fin de garantizar el normal abastecimiento durante los feriados de Carnaval.

Pese a las acciones del Gobierno para contener el comercio ilegal de los carburantes, en el área rural el costo aumenta aún más. Es el caso de la población tropical de Caranavi donde se comercializa hasta en 18 bolivianos el litro de gasolina.

La intendenta municipal de Caranavi, Ruth Condori, confirmó el elevado precio de la gasolina, en entrevista con F-10, y lamentó que esta situación se haya salido de control, debido a la escasez del carburante en la región, motivo por el que hace días la población protagonizó un bloqueo de la carretera.

Condori reconoció que en el municipio hay al menos 20 familias que se dedican a comprar gasolina en bidones y luego la venden a propietarios de vehículos denominados chutos o para quienes no quieren hacer las largas filas a un costo de 18 bolivianos.

Cuando la periodista de F-10 preguntó si se vende el litro de gasolina a 18 bolivianos, Condori respondió: “Lamentablemente es lo que ha pasado, de eso la molestia de la población de Caranavi y se salió a controlar a los bidoneros”.

VENTA DE CARBURANTES EN BIDONES

La ANH estableció que solo se venderá gasolina y diésel en bidones, tambores u otro tipo de envases aptos para estos combustibles durante dos horas diarias, de 16:00 a 18:00, en todo el país. Además, instruye que los surtidores deben contemplar un carril de carga exclusiva.

“En este entendido precautelando el consumo responsable y en cumplimiento a la norma, la venta de combustible de Diésel Oíl y Gasolina Especial en bidones y otro tipo de envases aptos, se realizará previa presentación de cédula de identidad del comprador, en original y fotocopia y la facturación deberá ser emitida al comprador, los horarios de venta se establece de 16:00 a 18:00 para el cumplimiento obligatorio para todas las Estaciones de Servicio del Departamento de Chuquisaca”, señala la parte final del instructivo de la ANH, reportado por Correo del Sur.

Según el Ministerio de Hidrocarburos, en 2022, el Estado gastó más de 1.700 millones de dólares en la compra de combustibles que en el país se venden a precios subvencionados y, con el objetivo de contrarrestar el contrabando indirecto, el 12 de abril de 2023 el Ejecutivo aprobó el Decreto Supremo 4910, que fija límites para la compra de gasolina o diésel en bidones u otro tipo de envases.

En la norma se señala que para adquirir los combustibles fuera del motorizado (hasta 120 litros en el territorio nacional y 50 en zonas fronterizas de forma mensual), el comprador debe ser mayor de edad y presentar su carnet de identidad, más fotocopia, en las estaciones de servicio autorizadas.

Esa cantidad se mantiene, pero la venta se reduce a solo dos horas diarias. Con esta medida dispuesta para controlar el mercado de venta de hidrocarburos el Estado pretende ahorrar 250 millones de dólares al año y neutralizar el desvío de al menos 250 millones de litros de combustible destinados.

Fuente: Opinión