Las lluvias siguen generando desastres en el país, que se llevan muebles, casas y hasta vidas. El último informe del Viceministerio de Defensa Civil da cuenta de un incremento en la cantidad de familias afectadas y viviendas destruidas por este adverso temporal que impacta ya a los nueve departamentos.

“Tenemos 227 comunidades afectadas, 9.924 familias afectadas, 5.916 familias damnificadas, en total son 15.840. Tenemos 418 viviendas afectadas, 786 viviendas completamente destruidas, 40 personas fallecidas, sin incorporar todavía los eventos de ayer (lunes), se han recuperado cuerpos en Santa Cruz; algunos otros departamentos nos están reportando, pero estamos haciendo un análisis”, afirmó el viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes, en Bolivia TV.

Hasta el lunes, el reporte de la cartera estatal daba cuenta de 8.102 familias afectadas, 4.785 familias damnificadas, es decir, un total de 12.885; sin embargo, para este martes la cifra es ya de 15.840, como detalló el viceministro.

FAMILIAS AFECTADAS

El mismo incremento se ve en cuanto a las viviendas. El informe previo señalaba que se tenían contabilizadas 206 viviendas afectadas y 456 las completamente destruidas. Los datos actualizados brindados por Calvimontes dan cuenta de que ahora los datos en cuanto a inmuebles son más del doble con solo un día de diferencia.

Y es que los reportes suman con el paso de las horas. Las lluvias abarcan ya a regiones de los nueve departamentos. La primera instancia de respuesta son las alcaldías, que movilizan personal y maquinaria para tratar de contener los desastres naturales que se van generando.

Calvimontes observó que la cifra de municipios que se han declarado en desastre y que, por lo tanto, piden ayuda de niveles más altos de gobierno, llegan a solo nueve, siendo que son 86 los que se han reportado afectados.

“Son números extremadamente bajos, en relación a lo que los medios de comunicación están reportando, cada día los distintos eventos que se vienen sufriendo en el territorio nacional”.