El paso devastador de las lluvias llega ya a más puntos del país y la cantidad de unidades educativas incrementa. El Ministerio de Educación informó que de los seis colegios reportados el lunes, este martes ya son nueve los que tuvieron que suspender sus actividades debido al riesgo por los desastres naturales.

“En la actualidad tenemos tres departamentos afectados, obviamente son algunas unidades educativas (…). En el departamento de Pando, con el crecimiento del río Acre han sido afectadas las unidades educativas ‘Héroes de la Distancia’, como también ‘Sofía Calpiñeiro’; los mismos que estamos en el proceso de organizar para poder pasar las clases en otras infraestructuras”, informó el ministro de Educación, Édgar Pary.

Lea también: Las lluvias continuarán en marzo, según el pronóstico de Senamhi

También se han reportado este tipo de problemas en municipios del departamento de La Paz. Esta región es, hasta el momento, la más afectada por el frente intenso de lluvias que atraviesa el país, de acuerdo con el reporte del Viceministerio de Defensa Civil.

“En el municipio de Tipuani tenemos tres unidades educativas afectadas, dos ya, probablemente, entre mañana (miércoles) y pasado ya vuelvan a su unidad educativa, una está prácticamente inundada va a ser un poco difícil que vuelva a la normalidad inmediatamente, pero sí están tomando las previsiones correspondientes para que no se perjudiquen nuestros estudiantes”, indicó la autoridad.

COLEGIOS

Otro de los municipios afectados es Guanay, también ubicado en el norte del departamento de La Paz. Una riada devastó a gran parte de la zona poblada, dejando calles por completo intransitables y casas que se remojan con el alto nivel del agua; se estiman al menos 7.400 familias afectadas y también en los colegios hay daños que impiden que las labores educativas se lleven a cabo con normalidad.

“En el municipio de Guanay anoche (por el lunes) se han inundado también tres unidades educativas; que están trabajando justamente en ese tema de la limpieza y demás, por eso, temporalmente, también ha sido suspendida. Presumimos que hasta el día de mañana van a estar volviendo nuevamente nuestros estudiantes”, aseveró Pary.

La novena unidad educativa en esta situación está ubicada en el municipio de Colcha K, en el departamento de Potosí. Esta región, al igual, se encuentra afectada por una riada que ingresó con fuerza el fin de semana arrastrando lodo y rocas hacia las calles, vehículos y viviendas del lugar.

DESASTRES

“En Colcha K, por ahora, el nivel primario ha sido suspendido (las clases), (debido a) que su unidad educativa ha sido afectada con el desborde del río y siguen en ese proceso de limpieza; por eso queremos que nuestras niñas, niños del nivel inicial y primario no sean afectados mientras no esté en condiciones óptimas esa infraestructura; y ese es un trabajo permanente con nuestro director distrital, los padres y madres de familia y las autoridades del gobierno municipal; con la finalidad de dar la seguridad correspondiente”.

De los seis colegios que se reportaban el lunes, ahora son nueve afectados por las intensas lluvias. Las clases no son posibles mientras el bienestar de la comunidad educativa se encuentre en riesgo; en estas regiones los desastres generan incluso evacuaciones; Educación pidió poner como prioridad la seguridad.

“Son tres los departamentos afectados y necesariamente tienen que estar en condiciones; siempre dando la seguridad que corresponde, porque es importante el derecho a la educación”.

Los pronósticos del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) apuntan a que las lluvias seguirán en gran parte del país hasta marzo.