Un hombre atacó con una “sustancia corrosiva” a una mujer y sus hijas en Londres y se dio a la fuga

La policía identificó al sospechoso como Abdul Ezedi, de 35 años. La madre y la niña más pequeña habían sufrido lesiones que potencialmente “les cambiarían la vida”.

La policía inspecciona el lugar de un suceso cerca de Clapham Common, en el sur de Londres, después de que se arrojara una posible sustancia corrosiva a una mujer y sus dos hijas pequeñas (James Weech/PA via AP)

Fuente: Infobae

 



La policía del Reino Unido estaba buscando el jueves a un sospechoso que atacó a una mujer y a sus dos hijas pequeñas con una sustancia corrosiva en una calle residencial del sur de Londres.

Gran Bretaña ha luchado contra los ataques que involucran sustancias corrosivas como el ácido y vio cómo los incidentes disminuyeron hasta un resurgimiento en 2022.

La mujer de 31 años y sus hijos de ocho y tres años fueron trasladados al hospital junto con tres ciudadanos que acudieron en su ayuda.

Cinco agentes que acudieron al incidente en Clapham el miércoles por la noche también sufrieron heridas leves.

La policía identificó al sospechoso como Abdul Ezedi, de 35 años, que se cree que era del área de Newcastle en el noreste de Inglaterra e instó al público a no acercarse a él.

Dijeron que se pensaba que tenía “heridas importantes en el lado derecho de la cara”, sin dar más detalles.

Había sido visto por última vez en el área del norte de Londres, dijo el superintendente Gabriel Cameron a los periodistas el jueves en el lugar del ataque.

Cameron dijo que la mujer y la niña más pequeña habían sufrido lesiones que potencialmente “le cambiarían la vida”, y agregó que podría pasar algún tiempo antes de que el personal del hospital pudiera decir qué tan graves eran.

Policías examinan la escena  (James Weech/PA vía AP)Policías examinan la escena (James Weech/PA vía AP)

Rindió homenaje a cuatro miembros del público que “vinieron con valentía en ayuda de la familia” en un “escenario aterrador”.

Tres mujeres que ayudaron fueron dadas de alta del hospital con quemaduras leves. Un hombre que también acudió resultó herido pero rechazó recibir tratamiento hospitalario, dijo.

Cameron dijo que se cree que el atacante y la mujer se conocen. “Esto parece ser un ataque dirigido”, añadió.

Los ataques con sustancias corrosivas, incluido el ácido, habían ido disminuyendo tras un pico de 941 casos registrados en 2017.

Pero los casos volvieron a dispararse en 2022, según la organización benéfica Acid Survivors Trust International (ASTI).

Los datos de la fuerza policial mostraron que los delitos relacionados con el uso de sustancias aumentaron un 69 por ciento en Inglaterra y Gales en 2022, con al menos 710 ataques en comparación con 421 en 2021.

Las cifras se obtuvieron a través de solicitudes de libertad de información realizadas por el Trust, que advirtió que el número real de ataques probablemente sería “mucho mayor”, ya que no todas las fuerzas policiales respondieron.

La disminución anterior de casos se atribuyó en parte a la introducción de controles más estrictos sobre la disponibilidad de ácido y otras sustancias corrosivas en virtud de la Ley de Armas Ofensivas de 2019.

(Con información de AFP)