Derrotado en 2014, el MSM se reagrupa; Del Granado ve viable ganar la Alcaldía

El líder del MSM, Juan del Granado, dijo que impulsará nuevos liderazgos, a los que apoyará y asesorará en su carrera política.

El jefe del MSM, Juan del Granado.

 



Fuente: La Razón

El jefe del Movimiento Sin Miedo (MSM), Juan del Granado, informó que su organización política está en plena reagrupación, en busca de nuevos liderazgos y con “muchísimas posibilidades” de volver a la Alcaldía de La Paz

‘Estamos de vuelta ya, estamos de retorno. Hoy día alentando la reagrupación del movimiento en todo el país (…). El MSM reconstituido y renovado tiene muchísimas posibilidades de ganar la alcaldía de La Paz”, dijo en entrevista con Red Uno.

El otrora alcalde de La Paz (1999-2010) señaló que los nuevos liderazgos que impulsará “tendrán mi concurso desde mi experiencia, desde el asesoramiento y el acompañamiento (…), para contribuir a la generación de una nueva opción política que nos permita salir de esta situación de empantanamiento y de estancamiento”.

Sus declaraciones coinciden con el aniversario 25 de creación de esa organización que, cuando estaba en campaña electoral, lo llevó a la Alcaldía con el lema “estamos cabreados”.

Juan Del Granado

Del Granado fue alcalde, por primera vez en 1999, y al terminar su mandato de cinco años, fue reelecto por un segundo periodo, hasta el 31 de mayo de 2010. Su sucesor fue el exalcalde Luis Revilla, formado políticamente bajo su liderazgo, y ahora prófugo de la justicia por supuestos hechos de corrupción en su gestión.

Pero el MSM, liderado por Del Granado, tuvo alianzas con el expresidente del Estado y líder del Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales, aunque luego pasó a las filas del bloque opositor.

Así, participó en las elecciones presidenciales de 2014, en las que obtuvo el 2,71% de la votación, debajo de los votos obtenidos por los candidatos Jorge Quiroga (9,04) y Samuel Doria Medina (24,23). Esos comicios los ganó Evo Morales, con el 61, 36% de respaldo nacional.

Fuente: La Razón