La estatal Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) exportará este año 20.000 toneladas de arroz al mercado peruano y se gestiona la venta del grano a Brasil, informó el viceministro de Comercio y Logística Interna, Grover Lacoa.

Sostuvo que existe un excedente en la producción de arroz de 122.000 toneladas por lo que se trabaja y coordina con los sectores productores para comercializar a los mercados externos.

“Tenemos un contrato ya prácticamente cerrado con Perú de 20.000 toneladas y vamos a empezar a exportar ya nomás. Tenemos más intenciones con Brasil para incrementar el volumen”, indicó a los periodistas.

Indicó que, en 2023, Emapa realizó una prueba piloto de exportación de 2.000 toneladas al mercado brasileño y se prevé que este año se concreten contratos para enviar la producción nacional al país vecino.

“El contexto internacional ahorita es favorable para la exportación de arroz, pues estamos trabajando de la mano con los productores para que esto se concrete y se acrecente. Primero estamos viendo los mercados de Brasil y Perú, que son los que ya tenemos acercamientos y estamos concretando operaciones”, manifestó.

Excedente

El ministro de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Néstor Huanca, sostuvo el jueves que, durante el año pasado, Bolivia registró un superávit en la producción de arroz, llegando a las 621.166 toneladas, siendo que la demanda del mercado interno asciende a las 498.949 toneladas por año.

“Bolivia ha logrado superávit en la producción de arroz, en la gestión 2023 ha alcanzado un volumen de 621.166 toneladas, 12.000 toneladas más de lo registrado en la gestión anterior. De esa manera, la producción registrada de arroz ha superado en 122.000 toneladas al consumo anual que demanda el país, que oscila alrededor de 498.949 toneladas”, explicó.

Indicó que el año pasado, a través de Emapa se destinaron Bs 189,9 millones para el acopio y la comercialización de arroz. En 2023, la empresa estatal acopió alrededor de 76.930 toneladas del grano.

En 2008, Bolivia tenía un déficit en la producción de arroz que llegaba a las 412.138 toneladas y la demanda interna era de 475.407 toneladas, unas 63.000 toneladas menos, según información del Gobierno.

En el acuerdo entre el Gobierno y el empresariado del país, se determinó levantar la restricción a la exportación de los subproductos de la soya, incluido el arroz y el sorgo, por lo que no existen limitantes para la venta externa.