Evo Morales, expresidente y líder del Movimiento al Socialismo (MAS), se expresó en relación a los sucesos del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq) que se realizó el sábado y terminó en una batalla campal entre los presentes. La Policía tuvo que hacerse presente para que se posesione con normalidad a las nuevas autoridades.

“Es una vergüenza para los dirigentes que son posesionados con la Policía al lado”, escribió Morales en sus redes sociales.

El sábado, el Jach’a Tantachawi, Jathun Tantakuy (gran encuentro), del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq) terminó en violencia cuando los dirigentes indígenas comenzaron a acusarse entre ellos de traidores y de golpistas.

 

Morales criticó fuertemente la presencia de oficiales en dicho encuentro.

“El gobierno actúa peor que en el neoliberalismo. No solo intervienen en las Organizaciones Sociales en base a prebendas de todo tipo, sino que utilizan a la Policía para que sus planes se cumplan”, denunció.

Oficiales de la Policía tuvieron que intervenir para impedir que la violencia escale a mayores niveles y se pueda llevar el posicionamiento de las nuevas autoridades con normalidad.

El encuentro dio como resultado a Ricardo Choque como nuevo Jiliri Apu Mallku, y Luisa Mamani como nueva Mama Jiliri Irpiri Mallku.

Luis Arce y David Choquehuanca, presidente y vicepresidente del Estado respectivamente, felicitaron a los nuevos posicionados.

Arce señaló que siempre se apostará por la unidad y el fortalecimiento de las organizaciones sociales. Mientras que Choquehuanca lamentó los “intentos divisionistas” del ala evista de su partido.