Exalcalde Luis Vásquez plantea agenda de tres puntos para una nueva etapa de desarrollo de El Alto

6 DE MARZO, ANIVERSARIO CÍVICO

Luis Vasquez Villamor, exalcalde de El Alto (1988-1989).

 

Fuente: erbol.com.bo



A pocos días de conmemorar el 6 de marzo un nuevo aniversario cívico de la ciudad de El Alto, el exalcalde Luis Vásquez Villamor ha presentado una visión para encarar una nueva fase de desarrollo urbano, comercial y cultural en la ciudad.

Vásquez, quien fuera el primer alcalde elegido por voto popular en 1987, reflexiona con gratitud sobre los logros alcanzados y celebra el progreso de la ciudad, destacando su transformación de un lugar marcado por cinturones de miseria a una metrópolis moderna con edificaciones innovadoras.

Recuerda con mucha satisfacción su slogan electoral: El Alto será la ciudad del futuro. “Y la verdad no nos equivocamos. Hoy día El Alto es y seguirá siendo la ciudad del futuro, probablemente la primera ciudad del departamento de La Paz y la segunda con mayor movimiento económico de Bolivia”, manifestó.

A 39 años de su creación, Vásquez subraya el papel de la ciudad como centro económico y comercial, pero propone tres desafíos para su futuro desarrollo

En primer lugar, propone una reconfiguración morfológica que implica la expulsión del aeropuerto internacional para instalar en ese lugar el Centro Cívico de El Alto, es decir, que tenga su Plaza Mayor de Armas, sus edificios más importantes en el mismo lugar y también aglutine a los centros comerciales que se encuentran dispersos en río Seco, Ciudad Satélite y la 12 de Octubre, desconcentrando la actividad comercial de La Ceja.

El segundo punto de su agenda, es impulsar un cambio profundo en su cultura cívica y económica que supone abandonar la mentalidad de confrontación y resistencia que ha obstaculizado su crecimiento en el pasado.  Enfatiza la importancia de dejar atrás la imagen de ser una «ciudad del conflicto», para convertirse en un polo de paz, crecimiento y desarrollo.

“El Alto no se ha hecho para luchar, El Alto se ha hecho para crecer. Necesita convertirse en un agente económico que practique la cultura de la bienvenida a las inversiones privadas”, manifestó. Estima que con ello El Alto será una ciudad – motor de la economía del departamento y un puerto seco para el comercio exterior hacia el Pacífico.

Y el tercer punto de su agenda, es que El Alto debe ser vanguardia de la revolución digital y tecnológica, contribuyendo así al desarrollo del país. Vásquez enfatiza la importancia de comenzar a trabajar en esta agenda crítica e histórica desde hoy, reconociendo que esta tarea estructural es fundamental para el futuro y el desarrollo sostenible de El Alto.

Consultado si con estas propuestas en algún momento se le pasó la idea de postularse como candidato a alcalde, Vásquez solo se limitó a señalar: “El Alto ha sido el primer amor de mi vida. He estado vinculado a El Alto durante todo este tiempo y hoy día cuando me haces esa pregunta o la hacen desde otros lugares, yo solamente respondo que El Alto sigue siendo el primer amor de mi vida y estaré esperando de qué manera le sirvo mejor”.