Fundación Jubileo advierte que el Gobierno proyecta más gasto y crear más empresas públicas en plena crisis

En un reciente reporte, desde la institución también observan que el PGE muestra la misma orientación de años anteriores: un mayor gasto corriente, un profundo déficit fiscal y mayor endeudamiento.

Panta Procesadora de Alimentos Balanceados de San Lorenzo, en el departamento de Tarija

Fuente: Unitel

Desde la Fundación Jubileo emitieron un nuevo reporte en el que advierten que la política estatal mantiene el patrón de proyectar mayor gasto, así como también observa que el Gobierno apunte a más empresas públicas en un contexto económico que tiene temas pendientes por resolver.



“Para 2024, se proyecta la creación de más plantas, fábricas y empresas públicas. El país está atravesando por un momento muy complejo desde el punto de vista de la economía y se pretende resolver el problema con la misma receta que ha conducido a esta situación complicada; es decir, a través de más gasto y más empresas públicas”, reseña el reporte.

Al respecto, Jubileo menciona que esto ya ha sido planteado e implementado durante y después del periodo de bonanza con “resultados negativos o al menos cuestionables”, política que debería ser evaluada inicialmente y, por otro lado, “el Estado ya no tiene recursos para este tipo de planteamientos”.

El impulso de plantas, nuevas empresas y proyectos de desarrollo son parte de diferentes carteras de Estado con enfoque económico, principalmente, tema que es defendido por el presidente Luis Arce y el modelo económico que se aplica en el país.

Además de lanzar estas observaciones a la política que está enmarcada en el impulso de inversiones para la sustitución de importaciones, también se desliza que, en contexto con limitados ingresos y, altos y crecientes gastos corrientes resulta nuevamente en un déficit fiscal, de 7,8% del PIB para 2024.

Estos elementos están recogidos en el Presupuesto General del Estado de 2024 y esto implica que se contempla “un déficit profundo y prolongado”, porque ya se contabilizarían 11 años con este escenario, lo que conlleva a continuar con el crecimiento de la deuda pública, la cual “se ha multiplicado durante los últimos años”, especialmente la deuda interna.

“En lo referente al gasto público, los gastos corrientes –que son la mayor parte- continuarían incrementándose, al igual que en años anteriores, con un aumento de 8% en 2024. Y la inversión, que ha caído desde 2017, se habría estabilizado en los últimos tres años, en alrededor de 2.650 millones de dólares, casi la mitad de lo registrado en 2016”, reporta la fundación.

Del mismo modo, el presupuesto plantea un aumento de la inversión hasta $us 4.274 millones, monto difícil de alcanzar considerando la tendencia de los últimos años, con los limitados ingresos y el agotamiento de las Reservas Internacionales (RIN).

Además, observan que el presupuesto estatal se habría proyectado un crecimiento de 3,7% del PIB, por lo que posiblemente “esté sobreestimado”, puesto que se encuentra muy por encima de las proyecciones de organismos internacionales.

“Para 2024, si bien se tiene un monto presupuestado de inversión pública de 4.274 millones de dólares, habrá que observar la ejecución que, en general, todos los años estuvo por debajo de los niveles programados, más aún ahora, en un contexto de ingresos y financiamiento bastante limitados”, concluye parte del informe.