Jefe de la ONU celebra esfuerzos de paz de la CELAC y clama por Haití

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, celebró el viernes el «compromiso para buscar soluciones pacíficas» de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), citando la tensión entre Venezuela y Guyana y las negociaciones en Colombia, al tiempo que pidió mayores esfuerzos por Haití.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, participa de una sesión del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra, el 26 de febrero
El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, participa de una sesión del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra, el 26 de febrero © GABRIEL MONNET / AFP/Archivos
Fuente: rfi.fr

Kingstown (San Vicente y las Granadinas) (AFP) – Guterres asistió a la cumbre de la CELAC, que congregó en San Vicente y las Granadinas a presidentes de izquierda como el brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, el colombiano Gustavo Petro, el venezolano Nicolás Maduro y el cubano Miguel Díaz-Canel. Países gobernados por la derecha enviaron representantes de menor nivel, como Ecuador, representada por su embajadora en San Salvador.

«América Latina y el Caribe han demostrado que la unión por la paz es posible y marca la diferencia», dijo Guterres en su discurso en la plenaria.



«El proceso de paz en Colombia ha dado pasos significativos, con la inestimable contribución de los países de la CELAC», siguió en referencia a la política de paz total de Petro, que mantiene negociaciones con grupos armados.

El jefe de la ONU también destacó «la declaración conjunta para el diálogo y la paz entre Guyana y Venezuela», enfrentados por la soberanía del territorio Esequibo, rico en petróleo, y que despertó un temor regional en diciembre pasado de un conflicto armado.

Maduro y su par guyanés Irfaan Ali se comprometieron a no usar la fuerza y escalar la tensión, en un proceso en el que medió la CELAC. «Es otro ejemplo del compromiso de la región para buscar soluciones pacíficas, y elogio sus esfuerzos», insistió el secretario.

Guterres alertó sobre la violencia en Ecuador y Haití, donde «la situación, de por sí grave, empeora cada día».

«Las bandas mantienen secuestrado al país y utilizan la violencia sexual como arma. Al mismo tiempo, el Plan de Respuesta Humanitaria de la ONU para Haití necesita un sólido apoyo financiero».

A su llegada a Kingstown, el jueves, Guterres insistió en la importancia de lograr una «solución política» en Haití.

El responsable llamó a redoblar esfuerzos contra el cambio climático y el hambre en la región, y alertó contra el crecimiento del «autoritarismo y extremismo».