La igualdad entre hombres y mujeres es aún un objetivo lejano, según el Banco Mundial

La paridad económica entre hombres y mujeres es aún un objetivo muy lejano que ningún país, ni siquiera los de economías más avanzadas, ha alcanzado, según el más reciente informe del Banco Mundial (BM) sobre Mujeres, empresas y legislación.

Una mujer camina por una calle en obras en Manhattan, en Nueva York, el 20 de enero de 2024
Una mujer camina por una calle en obras en Manhattan, en Nueva York, el 20 de enero de 2024 © Charly Triballeau / AFP/Archivos
Fuente: rfi.fr
Washington (AFP) –En esta edición, el BM tomó en cuenta criterios más amplios de los que consideraba hasta ahora. Así, además de evaluar la evolución de las leyes en cada país, el informe analiza su aplicación y la opinión de los expertos sobre la realidad de la vida diaria.

Con este punto de vista, el resultado ha sido peor que en los años anteriores. Incluso muestra que una cierta cantidad de países, especialmente de economías desarrolladas, que parecían estar cerca de alcanzar la igualdad, en realidad tienen todavía mucho camino por recorrer.

De acuerdo con el reporte elaborado en 2022, antes de la aplicación de los nuevos parámetros, las mujeres en el mundo disponían de 77% de los derechos de los que disfrutaban los hombres, pese a importantes diferencias según los países.



Pero el nuevo informe calcula que en realidad globalmente las mujeres acceden solo a 64% de la protección legal que ampara a los hombres.

«Las leyes y las prácticas discriminatorias impiden a las mujeres trabajar o crear empresas en igualdad de condiciones de los hombres», señaló en el informe Indermit Gill, economista jefa del BM.

«Eliminar estas diferencias permitiría aumentar el Producto Interno Bruto global en más de 20%, duplicando el índice mundial de crecimiento en la próxima década», añadió.

Entre los ejemplos de disparidades citados se encuentra el de la remuneración. Si bien en 98 países hay una legislación que asegura la igualdad salarial, en apenas 35 se han tomado medidas para que se cumpla. Esa cantidad equivale a menos de 20% de los países del mundo.

El BM estima, por tanto, que las mujeres ganan un promedio de 7,7 dólares por cada 10 dólares que reciben los hombres.

«Un desperdicio»

«Es más urgente que nunca acelerar los esfuerzos para reformar las leyes y aplicar las políticas públicas necesarias para que las mujeres puedan trabajar, y crear y hacer progresar sus propios emprendimientos», subrayó Tea Trumbic, la autora principal del informe.

La proporción de mujeres en puestos de dirección y consejos de administración en empresas de todo el mundo, según un estudio en 51 países del gabinete Deloitte de 2022
La proporción de mujeres en puestos de dirección y consejos de administración en empresas de todo el mundo, según un estudio en 51 países del gabinete Deloitte de 2022 © Gal Roma, Laurence Saubadu, Laurence Saubadu / AFP

El Banco Mundial destacó dos puntos en los cuales casi todos los países presentan retrasos: los servicios de guardería para niños y la seguridad de las mujeres, parte de los nuevos criterios considerados en el reporte.

Las normas legales que aseguran el establecimiento de guarderías existen solamente en 62 países. Pero estos lugares son clave para la participación de las mujeres en el mercado laboral. En promedio, ellas dedican diariamente 2,4 horas más que los hombres a las tareas domésticas, sobre todo en el cuidado de los hijos.

«En la actualidad, apenas la mitad de las mujeres forma parte de la población económicamente activa, frente a un aproximado de 3 de cada 4 hombres. No solo es injusto, es un desperdicio», afirmó Trumbic.

El peor desempeño de los Estados tiene que ver con la seguridad de las mujeres, con graves faltas en la legislación con respecto a la lucha contra el acoso sexual, la violencia doméstica o el feminicidio.

Pese a que 150 países tienen leyes que prohíben el acoso sexual en el trabajo, tan solo unos 40 lo impiden también en el espacio público, lo que constituye un freno para el acceso de las mujeres al mercado laboral y a la economía en general, puntualizó el BM.