Las intensas lluvias de esta gestión han resultado más devastadoras de las registradas el año pasado. Así lo prueban las cifras de afectación, que en este tiempo de 2024 resultan ya más altas que las que se informaba en el mismo periodo de la pasada gestión.

“Hemos sobrepasado la gravedad en relación al periodo de la gestión 2022 y 2023. De manera que este año es extremadamente crítico, producto de las inundaciones y todavía el Senamhi (Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología) pronostica que las lluvias van a mantenerse durante todo este mes de marzo”, informó el viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes.

De acuerdo con las cifras de la cartera estatal, en cuanto a cantidad de departamentos afectados, entre noviembre de 2022 y marzo de 2023 la cifra llegaba a siete, en cambio entre noviembre de 2023 y marzo de 2024 ya son los nueve. En cuanto a familias afectadas, entre noviembre de 2022 y marzo de 2023 eran 25.884 y entre noviembre de 2023 y marzo de 2024 son 28.729.

“Los nueve departamentos ya han recibido algún tipo de evento. En desastre departamental tenemos solo uno, el departamento de Pando (…), no tenemos ningún departamento en emergencia departamental. Tenemos 18 municipios en desastre municipal, en La Paz son 10”

Hasta el momento, el departamento de La Paz es el más afectado de este temporal. En esta región se reportan decesos, familias afectadas, casas destruidas y desaparecidos.

“Los municipios afectados (en el país) son 110, de los 110, 31 corresponden al departamento de La Paz. Son 444 comunidades afectadas, en La Paz son 177; las familias afectadas son 28.729, en La Paz son 18.484; las familias damnificadas son 9.426 y en La Paz son 4.889; en total son 36.157 familias, en La Paz 23.373”.

Además, de las 483 viviendas afectadas en el país, 187 corresponden al departamento paceño; y de las 842 completamente destruidas, 498 son de esta región. “Los fallecidos son 43 personas, en el departamento de La Paz son 16”.

Este lunes, una persona más murió en el municipio paceño debido a las intensas lluvias. El desborde del río Aruntaya causó el fallecimiento de un obrero que trabajaba en el sector, en tanto que otros cuatro fueron rescatados.