Los elefantes asiáticos entierran a sus pequeños muertos y los lloran

Los elefantes asiáticos entierran sus pequeños muertos y los lloran ruidosamente, según un estudio realizado por científicos indios, que detallan el comportamiento de los paquidermos, parecido a los ritos funerarios humanos.

Un bebé elefante asiático de año y medio juega con su hermana y su madre el 19 de diciembre de 2022 en el Zoo de Budapest
Un bebé elefante asiático de año y medio juega con su hermana y su madre el 19 de diciembre de 2022 en el Zoo de Budapest © Attila Kisbenedek / AFP/Archivos
Fuente: rfi.fr

Nueva Delhi (AFP) – Los investigadores identificaron cinco sitios donde un pequeño elefante fue enterrado por elefantes, en el norte de Bengala, en India, en 2022 y 2023, según el estudio publicado esta semana en el Journal of Threatened Taxa.

Los cinco pequeños elefantes, de menos de tres meses a un año, murieron a causa de la falla de un órgano.



Los científicos constataron en cada caso que el grupo había transportado al pequeño elefante muerto por el tronco y las patas antes de enterrarlos acostados.

En un caso, la manada trompeteaba ruidosamente alrededor del pequeño alargado en el suelo, escribieron los autores del estudio.

El estudio indica que solo los pequeños son enterrados así, ya que el transporte de los adultos muertos «no es posible» realizarlo por la manada a causa de su talla y el peso.

Los autores Parveen Kaswan y Akashdeep Roy precisaron que sus investigaciones no revelaron «ninguna intervención humana directa» en el entierro de cada uno de los cinco pequeños elefantes.

Huellas claras de 15 a 20 elefantes fueron observados alrededor de los lugares de sepultura y en la tierra donde fueron sepultados.

Los elefantes enterraron a los pequeños en los canales de irrigación de plantaciones de té, a centenares de metros de lugares poblados por humanos.

Los elefantes son conocidos por su comportamiento social y cooperativo, pero el entierro de los pequeños solo había sido «estudiado brevemente» entre los elefantes africanos.

El fenómeno no había sido aún explorado entre sus primos asiáticos, según el estudio.

Se sabe que los elefantes salvajes de África y Asia visitan los restos de sus congéneres adultos durante los diferentes estadios de descomposición, pero este estudio reveló comportamientos diferentes.

En los cinco casos, la manada «huyó del sitio 40 minutos después del entierro» y luego evitaron regresar a la zona y utilizaron rutas de migración paralelas.

Los elefantes de Asia figuran en la lista de especies en vía de desaparición realizada por la Unión internacional para la conservación de la naturaleza.

Se calcula que unos 26.000 viven en estado salvaje, especialmente en India y quedan algunos en el sudeste asiático.

En estado salvaje y no cautivos viven en promedio entre 60 a 70 años.