Más de 80 pacientes con cáncer peregrinan por cirugías y medicamentos en el Hospital de Clínicas

imagen aleatoria
Pacientes en una protesta. Foto: Asociación de Personas con Cáncer

Fuente: ANF

“Queremos vivir, queremos vivir”, así suplica un grupo de pacientes con cáncer en el Hospital de Clínicas. Unos están bastante decaídos físicamente, otros desesperados y llorosos porque desde hace semanas atrás están en espera por una cita en la unidad de Cirugía Oncológica del Hospital de Clínicas de la zona de Miraflores.

Los afectados son más de 80 pacientes con diferentes tipos de cáncer, otros en etapa de terminal, que requieren de una intervención quirúrgica para salvar sus vidas, pero esa esperanza parece esfumarse porque hay demora en la atención para la cirugía.



Los más enfermos que necesitan medicamentos para soportar el dolor, tampoco pueden acceder a las medicinas. Esa situación genera molestia y sobre todo desesperación porque la vida de la mayoría de los enfermos corre riesgo si no son atendidos oportunamente.

La Asociación de Personas con Cáncer y Familiares presidida por Rosario Calle organizaron una protesta el 21 de febrero demandando a las autoridades sanitarias y al gobernador Santos Quispe, atención urgente para los enfermos de los hospitales de Clínicas y El Alto Sur, en ambos nosocomios hay carencia de medicinas oncológicas, insumos, demora en la programación para los estudios de tomografía y radioterapia, además denunciaron maltratos de funcionarios hacia los pacientes.

Uno de los pacientes afectados que evitó dar su nombre por temor a represalias en los centros hospitalarios contó que desde hace dos meses que espera por una cirugía en el Hospital de Clínicas y a eso suma, que este años ya van varias veces que los médicos suspendieron las atenciones por los paros en rechazo a la jubilación forzosa.

“Desde el año pasado estoy en lista de espera para operarme, tengo cáncer de mama. Mi vida corre peligro, la quimioterapia que hice que ya no va  servir, tenía que operarme por lo menos un mes después para que sea efectivo, pero sigue pasando el tiempo y ya serán tres meses. ¿Quieren verme muerta?, estoy muy desesperada, tengo mucho miedo de morir. Todo esto que nos hacen es un delito, pero nadie dice nada”, lamentó.

Javier de 57 años, otro paciente con cáncer de próstata, también expresó su preocupación por la falta de medicamentos. Contó que su enfermedad está en etapa avanzada y cada vez los dolores le impiden ponerse de pie y necesita medicamentos para el dolor y así sobrellevar la vida, pero en las dos últimas semanas no pudo acceder a los fármacos.

“Vengo hacerme programar para que me revisen y me den mis medicamentos, pero en vano vengo temprano, me dicen las licenciadas que no hay medicamentos, que vuelva a la otra semana, pero ya no puedo aguantar los dolores. Mis hijos trabajan y tengo que venir solo, a veces ya no puedo más y me regreso llorando”, contó.

Según la Asociación de Personas con Cáncer y Familiares en el caso del Hospital El Alto Sur, los pacientes están preocupados por la situación de inestabilidad en la institución y el personal, además de la carencia de medicamentos e insumos.

Mientras que en el nosocomio miraflorino, lo que más preocupa a la organización es la lista de espera de más de 80 pacientes para cirugía oncológica, la tardanza en la atención para radioterapia debido a que “el acelerador lineal está averiado” y las pacientes con cáncer de cuello uterino que requieren braquiterapia son las más afectadas.

También cuestionan la lentitud en la nueva forma de programación de oncología clínica, la programación de tomografía con contraste, ya que actualmente se espera dos meses para lograr este estudio.

La falta de medicamentos oncológicos, del dolor y de soporte es otra de las preocupaciones, además del maltrato de ciertos funcionarios en la atención a pacientes y familiares.