«Queremos paz» con Venezuela, dice presidente de Guyana en cumbre de Celac

El presidente guyanés, Irfaan Ali, dijo este viernes en la cumbre de la Celac que su país quiere mantener la paz con su vecino Venezuela en medio de la pugna centenaria por la soberanía del territorio Esequibo, que elevó el tono a finales de 2023.

Esta foto difundida por la Presidencia venezolana muestra al mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro (I), dándose la mano con el presidente de Guyana, Irfaan Ali (D), durante la Cumbre de la Celac en San Vicente y las Granadinas el 1 de marzo de 2024
Esta foto difundida por la Presidencia venezolana muestra al mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro (I), dándose la mano con el presidente de Guyana, Irfaan Ali (D), durante la Cumbre de la Celac en San Vicente y las Granadinas el 1 de marzo de 2024 © Zurimar CAMPOS / Venezuelan Presidency/AFP

Fuente: RFI

 



«Queremos la paz, queremos prosperidad para nuestros vecinos y para todos en esta región», dijo Ali en la plenaria de la cita de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) en San Vicente y Granadinas. «Estoy dispuesto a hablar con el presidente (venezolano Nicolás) Maduro sobre cualquier aspecto que pueda contribuir a mejorar la relación entre nuestros dos países».

La tensión entre ambos gobiernos suscitó un temor regional sobre la posibilidad de un conflicto armado por esa zona rica en petróleo, que Guyana administra. Ali y Maduro se comprometieron en diciembre pasado a no hacer uso de la fuerza durante una reunión, también en San Vicente y Granadinas, impulsada por la Celac.

Este viernes los mandatarios volvieron a verse cara a cara en un encuentro más distendido en el que Ali le entregó una botella de ron y una medalla de su país a Maduro, que agradeció el gesto con una caja llena de productos venezolanos. «¡Paz y amor!», le dijo Maduro en inglés.

Venezuela sostiene que el Esequibo forma parte de su territorio desde que era colonia de España y apela al Acuerdo de Ginebra, firmado en 1966, antes de la independencia de Guyana de Reino Unido, que sentaba bases para una solución negociada y anulaba un laudo de 1899, el cual fijó las fronteras que Georgetown pide a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que ratifique.

«Estamos dispuestos a aceptar la sentencia de la Corte sobre este asunto», insistió Ali.

Aunque se trata de un litigio centenario, la disputa se recrudeció en 2015 tras el descubrimiento de grandes yacimientos de crudo en la zona en reclamación.

Las tensiones se acentuaron con la celebración, el 3 de diciembre de 2023, de un referéndum sobre la soberanía del Esequibo en Venezuela y luego con la llegada de un buque de guerra británico a aguas guyanesas, a la que Caracas respondió movilizando más de 5.600 hombres en ejercicios militares cerca del límite en disputa.

Ali reiteró que fueron ejercicios «de cooperación bilateral y regional en materia de seguridad y nada tenían que ver con la controversia», al tiempo que denunció «incursiones en espacio territorial de Guyana», sin precisar detalles.