Según “El Pariente”, Singry salió de la discoteca

El viernes la dirigencia de los propietarios de discotecas se pronunció sobre la desaparición de Singry Anabel Paco Valdez. Aseguran que, si bien “El Pariente” no cuenta con las grabaciones de las cámaras, pero sí las presentó el local contiguo y en ellas se puede ver a esta persona salir de este lugar la madrugada del martes 13 de febrero.
Según “El Pariente”, Singry salió de la discoteca
Singry Paco sigue desaparecida

 

Fuente: El País / Tarija

El presidente de la Asociación de Discotecas, Karaokes y Locales Nocturnos de Tarija, Miguel Martínez, dijo que se trata de las filmaciones de Zouk, cuyos dueños ya las entregaron a la Policía Boliviana. Además, ya existen otras imágenes recolectadas en la zona.



“Lamentablemente han hecho la solicitud de las cámaras después de varios días. Conocemos que en los equipos donde se guarda la información dura solo cierto tiempo. Pero Zouk ha proporcionado filmaciones donde se ve a Singry salir de El Pariente”, afirmó, al detallar que se ve a la mujer manejar su moto en contra ruta por la calle Sevilla.

En puertas de este local varios asociados dieron una conferencia y anunciaron un proceso a la presidenta del barrio El Molino, Irina Sargenti. Aseguran que ella sabía de estos videos, incluso compartió la información en grupos de Whatsapp, pero días después dijo a la prensa que la discoteca no ayudó en nada, por lo que pedía su cierre.

Desaparición

Debido a la complejidad del caso aún no resuelto, el Ministerio Público declaró el caso en reserva. Lo que se conoce es que la mujer de 42 años salió de su hogar el lunes de carnaval rumbo a un concierto y nunca volvió.

Había contradicciones entre la declaración de su ex pareja y sus amistades sobre quién fue la última persona en verla con vida. Pero sí coincidían en que fueron con ella a “El Pariente”.

Los rastrillajes aún no dieron resultados, no hay rastro de Singry ni de su moto. Su familia mantiene la esperanza y convocó a una campaña de búsqueda para hoy en la tarde.

Fuente: El País / Tarija