Alcalde de Trinidad denuncia arremetida regionalista en su contra por ser colla

Acusa a la Gobernación de Beni. Cristhian Cámara, nacido en Cochabamba, denunció que sufre la arremetida por su origen y que, incluso, la campaña revocatoria en su contra apelaba a ese regionalismo.  

 

El Alcalde señala al Gobernador por la campaña de odio. Foto: FB / Cristhian Cámara

Fuente: Erbol

“Eso es lo que no toleran, que un colla tenga el apoyo popular y que un colla esté trabajando como nunca antes habían visto trabajar a alguien”. Así el alcalde de Trinidad, Cristhian Cámara, denunció que es víctima de una arremetida de regionalismo y odio de parte de la Gobernación beniana.



Cámara se pronunció después de que la Fiscalía lo imputó en un caso abierto a denuncia de la Gobernación, por presuntos malos manejos económicos cuando era director Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) de 2018 a 2020.

El Alcalde denunció que este proceso forma parte de acciones de odio que se han cometido en su contra, con el objetivo de sacarlo de la Alcaldía.

“Es una rencilla política marcada de regionalismo y odio”, dijo Cámara en el programa La Tarde en Directo de ERBOL, a tiempo de recordar que su vivienda fue pintada con la leyenda “colla de m*****”, además de que ocurrieron hechos como la golpiza a un funcionario suyo y la quema de vehículos y rotura de vidrios.

Cámara dijo que es nacido en Cochabamba y que, por su carrera militar, fue destinado a Beni en 2000 y que desde entonces se enamoró de esa tierra, quedándose en ella.

Recalcó que sufre la arremetida por su origen y que, incluso, la campaña revocatoria en su contra apelaba a ese regionalismo.

Señaló en particular al gobernador de Beni, Alejandro Unzueta Shiriqui, y recordó que el promotor de su revocatorio fue Moisés Shriqui. “Es un grupo familiar que odia al colla y quieren trabar por sobre todas las cosas a que termine su gestión”, denunció

Respecto a la imputación, Cámara negó que tenga responsabilidad en ese tema porque se lo acusa de actos administrativos que no le correspondían como director de emergencia. Dijo que entonces ni siquiera recibía sueldo de la Gobernación, porque estaba en comisión de las Fuerzas Armadas.

Confesó que llega a arrepentirse de dejar la carrera militar para asumir como director del comité de emergencias, por los problemas que le ha acarreado, como estar seis meses en detención domiciliaria por un caso referido a 25 litros de gasolina.

Aseguró que no le gusta “manejar dinero del Estado” y que su gestión no es corrupta. A pesar de los conflictos, aseguró que seguirá de pie.