El jefe nacional de la alianza opositora Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, invitó ayer a los diputados y senadores disidentes de esa organización política a dejar su curul en la Asamblea Legislativa.

“Si estos señores creen que nosotros no los representamos, que se separen; pero que se separen de su curul también. Me gustaría que tuvieran la generosidad de que, con patriotismo, como dicen, dejen el curul que le corresponde a CC”, desafió en conferencia de prensa.

Las diferencias entre los miembros de CC se hicieron evidentes en el último tiempo, principalmente en la votación en Diputados y Senadores para la aprobación de proyectos de ley.

Disidentes

Mesa hizo la “invitación” en medio del evidente quiebre de CC. Sin decir nombres, aludió a “una quincena” de miembros de su bancada, de los que dijo que “están lejos de plantear división y plantear crisis”, tomando en cuenta los 100 legisladores, entre titulares y suplentes de esa alianza política, la segunda de la Asamblea Legislativa.

En las elecciones del 18 de octubre de 2020, CC logró 38 curules de diputados y 11 de senadores.

Diputados. En medio de acusaciones de “traidores” y de “vendidos” al Movimiento Al Socialismo (MAS), los allegados del exmandatario fustigaron a sus colegas disidentes por votar a favor de varias normas impulsadas por el oficialismo, como en el caso de los siete créditos aprobados en la Cámara de Diputados que tuvieron el apoyo de algunos opositores.

Ese grupo de diputados cuestionó principalmente a los jefes de bancada de CC en Diputados, Enrique Urquidi, y de Senadores, Guillermo Seoane, calificados como “adultocentristas”. “No gozan de la representatividad de todos los parlamentarios de la alianza”, consideró el diputado chuquisaqueño Marcelo Pedrazas en La Razón.

Lista

En la lista de legisladores del entorno de Mesa se encuentran, además, la senadora Andrea Barrientos y los diputados Carlos Alarcón, Luisa Nayar, Alejandro Reyes y Gustavo Aliaga, entre otros.

Respecto de la invitación de Mesa, el diputado Miguel Roca, también en entrevista con este diario, la calificó “desatinada”. “Don Carlos Mesa se equivoca grandemente al pensar que los curules le pertenecen a él o que CC le pertenece a él; muestra mucha soberbia”, cuestionó.

En su justificación, recordó que CC es una alianza de 51 plataformas ciudadanas y partidos y agrupaciones como el Frente Revolucionario de Izquierda (FRI) y Soberanía y Libertad para Bolivia (Sol.bo), y que entre todos ellos decidieron su candidatura “porque era el mejor posicionado de la oposición”.

Roca reconoció de Mesa “un hombre democrático”. Pero “me sorprende que ahora, a quienes lo criticamos a él y a su liderazgo, básicamente nos quiere expulsar”, afirmó el legislador, que suele llamar al entorno la “oficialidad”.

“Si por criticar y cuestionar lo que está mal, me llaman disidente, (lo recibo) con mucha honra”, lamentó Roca.

Dato

En esa misma línea, la senadora Silvia Salame, declarada disidente por votar en contra de la censura al ministro de Justicia, Iván Lima, explicó a La Razón el procedimiento que debe realizar cada organización política antes de pedir el curul de sus miembros en la Asamblea Legislativa.

Explicó que “para hablar de transfugio”, como lo expresaron les cercanos a Mesa, “hay que estar en otra fuerza política”. “Internamente, tiene que haber un proceso en la fuerza política y después, cuando sale el fallo y se comprueba el transfugio, y el acusado no está de acuerdo, puede recurrir ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE); y si se confirma, se puede acudir a un amparo constitucional”, explicó.

No solo CC se encuentra fragmentada en hasta cinco facciones, como dijo Pedrazas. El Movimiento Al Socialismo (MAS) se  partió en al menos dos alas, arcistas y evistas, y Creemos, de Luis Fernando Camacho, cuenta con facciones camachistas, ucesistas (por Unidad Cívica y Solidaridad, UCS) y disidentes.