Crecen los temores de que un ataque a Siria pueda provocar una represalia contra Israel y Estados Unidos

Funcionarios estadounidenses actuales y anteriores dicen que el ataque aéreo contra el complejo de la embajada iraní en Damasco fue un duro golpe para Teherán

Manifestantes en Teherán condenaron el lunes el ataque israelí que mató a comandantes iraníes en Damasco, Siria. Arash Khamooshi para The New York Times
Manifestantes en Teherán condenaron el lunes el ataque israelí que mató a comandantes iraníes en Damasco, Siria. Arash Khamooshi para The New York Times

Funcionarios y exfuncionarios estadounidenses expresaron el martes su temor de que el ataque aéreo de Israel contra el complejo de la embajada iraní en Siria pueda intensificar las hostilidades en la región y provocar ataques de represalia contra Israel y su aliado estadounidense.



Los funcionarios dijeron que el ataque, que mató a tres generales de la Fuerza Quds de Irán y a otros cuatro oficiales el lunes, había asestado un duro golpe a la fuerza, al servicio militar externo y de inteligencia del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica.

Ralph Goff, un ex alto funcionario de la CIA que sirvió en Medio Oriente, calificó el ataque de Israel de “increíblemente imprudente”.

“Sólo resultará en una escalada por parte de Irán y sus representantes, lo cual es muy peligroso” para las tropas estadounidenses en la región, que podrían ser blanco de ataques de represalia por parte de los representantes de Teherán, dijo Goff.

De hecho, después del ataque israelí en Damasco, la capital de Siria, las tropas estadounidenses con base en el sureste de Siria derribaron un dron de ataque, dijo un funcionario del Departamento de Defensa. No estaba claro si el dron estaba dirigido a las fuerzas estadounidenses, dijo el funcionario, hablando bajo condición de anonimato para discutir detalles operativos. Si lo fuera, sería el primer ataque de milicias respaldadas por Irán contra tropas estadounidenses en Irak o Siria en casi dos meses. No se reportaron heridas o daños.

El funcionario dijo que no hubo más ataques durante la noche, pero que los funcionarios del Pentágono estaban monitoreando de cerca la situación.

Goff dijo que el ataque mortal en Siria encajaba con la “estrategia a largo plazo de Israel de degradar” al Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán y su unidad de la Fuerza Quds, y “castigarlos por los complots en curso para matar o secuestrar a judíos israelíes en todo el mundo”.

En la guerra en la sombra de años entre Irán e Israel, Siria ha sido un terreno clave para Israel mientras trabaja para degradar la capacidad de Irán de acercar armamento avanzado por tierra y aire a las fronteras de Israel.

“El ataque de ayer es una escalada significativa y corre el riesgo de llevar a una región ya volátil e inestable a una guerra a gran escala”, dijo Dana Stroul, ex alto funcionario de política del Pentágono para Oriente Medio y que ahora trabaja en el Instituto Washington para la Política de Oriente Próximo. “Esta es la versión israelí del ataque estadounidense contra Qassim Suleimani”, dijo, refiriéndose al ex líder de la Fuerza Quds, que fue asesinado por un ataque con aviones no tripulados estadounidenses cerca del aeropuerto de Bagdad en 2020.

Stroul dijo que evaluar la era posterior a Suleimani es instructivo porque el mando y control de la Fuerza Quds se degradó.

El edificio de la embajada iraní en Damasco, Siria, después de un ataque aéreo (AFP)
El edificio de la embajada iraní en Damasco, Siria, después de un ataque aéreo (AFP)

“Hemos visto grupos de milicias respaldados por Irán tomar decisiones en sus propias manos bajo el liderazgo de Qaani, así como el surgimiento de centros de poder rivales en Irán”, dijo Stroul, refiriéndose al general Ismail Qaani, el actual comandante de la Fuerza Quds. “Esto ha dado lugar a una red liderada por la Fuerza Quds en el extranjero más difusa, pero no menos letal. Pero la estrategia central de Irán nunca cambió. Teherán seguirá invirtiendo en su red terrorista en el extranjero para mantener la lucha lejos de sus propias fronteras”.

En términos más generales, dijo Stroul, el mensaje es que los agentes y líderes de la Guardia Revolucionaria Islámica “no están seguros en ninguna parte”.

Y continuó: “Debería tener un efecto estratégico sobre cómo opera la Fuerza Quds en el extranjero y debería erosionar cualquier apariencia de invencibilidad o negación de que esta organización terrorista sólo trae inestabilidad y violencia a los lugares donde intenta operar”.

Kenneth F. McKenzie Jr., un general retirado de cuatro estrellas y ex líder del Comando Central del Pentágono, que supervisa las operaciones militares estadounidenses en el Medio Oriente, dijo que la muerte de los oficiales superiores de la Fuerza Quds fue “un golpe”.

“Sus relaciones a largo plazo, cuidadosamente desarrolladas, se perderán”, afirmó.

Stroul dijo que el ataque inflamaría aún más a Teherán. “La pregunta es: ¿Irán responderá de una manera que reduzca la tensión de la situación o ascenderá aún más en la escalera de la escalada?” ella dijo.

Sabrina Singh, portavoz del Pentágono, intentó el martes calmar los temores de una escalada, diciendo que Estados Unidos no participó en el ataque aéreo y no lo sabía de antemano.

La señora Singh dijo en una conferencia de prensa que el mensaje también había sido transmitido directamente a Irán. “Como las tensiones son altas en la región, queríamos dejar muy claro en canales privados que Estados Unidos no tuvo participación alguna en el ataque en Damasco”.

El general McKenzie dijo que esperaba que Irán tomara represalias de alguna manera, pero minimizó los temores de una importante escalada de hostilidades entre Israel e Irán.

“Las opciones de Irán para atacar a Israel son muy, muy limitadas”, dijo el general McKenzie. “Y los israelíes no van a dar marcha atrás”.

(c) The New York Times