Defensor del Pueblo identifica al menos cuatro debilidades en la implementación del SUS

Luego de analizar los avances en la implementación del Sistema Único de Salud (SUS), el Defensor del Pueblo, Pedro Callisaya, concluyó que existen al menos cuatro debilidades en este sistema: capacidad de resolución de atención en función a la demanda poblacional, el sistema de referencia y contrareferencia de pacientes, el fichaje y la distribución de medicamentos para pacientes con enfermedades graves como los oncológicos.

Fuente: Prensa UCOM/DPB



 

 

La autoridad defensorial expuso esta conclusión durante el programa de streaming “El Defensor con el Pueblo”, del cual participó la presidenta de la Asociación de Personas con Cáncer, Rosario Calle, y la responsable de la Unidad de Derechos Sociales de la Defensoría del Pueblo, Susana Salinas.

“La Constitución del 2009 significó un avance en la protección de los derechos humanos, particularmente del derecho a la salud y la implementación de un SUS gratuito y universal es también otro paso importante, pero también existen múltiples debilidades no solo en cuanto a la capacidad de resolución de atención de la demanda poblacional, sino también en temas operativos como la referencia y contrarreferencia (de pacientes), el tema del fichaje, el tema de la distribución de los medicamentos entre pacientes de alta sensibilidad como son los oncológicos”, sostuvo Callisaya.

En base a datos oficiales, obtenidos del Ministerio de Salud hasta 2023, el Defensor del Pueblo informó que el SUS tiene 7.467.593 adscritos hasta 2023, cifra que equivale al 62% de la población. Sin embargo, para esta cantidad de bolivianas y bolivianos se cuenta con 3.282 establecimientos de salud de primer nivel, 87 de segundo nivel, 38 de tercer nivel y tres de tecnología nuclear.

Callisaya lamentó que ni el Ministerio de Salud ni los Servicios Departamentales de Salud (SEDES) hayan aceptado la invitación para participar del programa, a fin de aportar y explicar el porqué de las falencias identificadas, pese a que la institución cursó invitaciones escritas para la asistencia de representantes de estas instancias al programa defensorial.

La responsable de la unidad de Derechos Sociales, Susana Salinas recordó que el año 2022 la Defensoría del Pueblo ya evidenció estas falencias, mediante el informe defensorial “Límites en la implementación del Sistema Único de Salud (SUS)”, documento que evidenció problemas en la capacidad de atención a los pacientes.
Salinas incluso mencionó que los errores en el llenado de las fichas de referencia y contrareferencia, repercuten directamente en la calidad de atención de los pacientes, debido a la obstaculización en la atención médica que deben recibir.

Por su parte, la representante de las personas con cáncer, Rosario Calle, mencionó que existen casos como los del Hospital de Clínicas donde la distribución de medicamentos oncológicos tiene deficiencias debido a faltantes en la lista de 42 medicamentos establecidos por el Ministerio de Salud.
“Siempre faltan (medicamentos) no sólo medicamentos oncológicos, sino también para cuidados paliativos, no hay morfina en cápsulas, y cuando no hay en el hospital el paciente debe comprarse y conseguirlo es muy difícil porque es un medicamento controlado y no se puede comprar de cualquier parte”, señaló.