El primer informe israelí sobre el ataque al convoy humanitario en Gaza concluyó que fue un error de identificación

El jefe del Estado Mayor, Herzi Halevi, destacó que el incidente, ocurrido en condiciones de guerra y nocturnidad, no debió suceder y aseguró que se tomarán medidas correctivas

Un informe israelí concluyó que el ataque contra un convoy humanitario en Gaza se trató de un error de identificación. (REUTERS/Ahmed Zakot)

Un informe israelí concluyó que el ataque contra un convoy humanitario en Gaza se trató de un error de identificación. (REUTERS/Ahmed Zakot)



(Con información de EFE)

Fuente: infobae.com

El Ejército de Israel concluyó este miércoles que el ataque a un convoy humanitario de World Central Kitchen (WCK), que resultó en la muerte de siete empleados, fue un error de identificación y no buscaba dañar a los trabajadores. El jefe del Estado Mayor, Herzi Halevi, destacó que el incidente, ocurrido en condiciones de guerra y nocturnidad, no debió suceder y aseguró que se tomarán medidas correctivas.

Quiero ser muy claro: el ataque no se llevó a cabo con la intención de dañar a los trabajadores humanitarios de WCK. Fue un fallo por una identificación errónea: de noche, durante una guerra, en condiciones muy complejas. No debería haber sucedido”, afirmó Halevi, al presentar las conclusiones preliminares de su investigación.

Halevi insistió en que una “entidad independiente investigará el incidente exhaustivamente”, unas pesquisas más certeras que se completarán en los próximos días, y prometió que el Ejército “aprenderá de sus conclusiones, implementará medidas inmediatas y compartirá esas conclusiones con WCK y otras organizaciones internacionales relevantes”.

El jefe militar indicó que ya se creó un “centro de mando” para mejorar la manera en que se coordina el reparto de ayuda humanitaria en la Franja de Gaza, horas después de que el ministro de Defensa, Yoav Gallant, lo ordenara, y se comprometió a hacer mayores esfuerzos por proteger a los trabajadores humanitarios.

El jefe del Estado Mayor, Herzi Halevi, destacó que el incidente, ocurrido en condiciones de guerra y nocturnidad, no debió suceder y aseguró que se tomarán medidas correctivas. (REUTERS/Ahmed Zakot)

El jefe del Estado Mayor, Herzi Halevi, destacó que el incidente, ocurrido en condiciones de guerra y nocturnidad, no debió suceder y aseguró que se tomarán medidas correctivas. (REUTERS/Ahmed Zakot)

Casi 200 empleados humanitarios han muerto en la Franja de Gaza desde que comenzó la guerra, lo que demuestra que el ataque al convoy de WCK “no es un incidente aislado”, denunció el coordinador humanitario de la ONU para los Territorios Palestinos Ocupados, Jamie McGoldrick,

Valoramos la importancia de la continua distribución de ayuda humanitaria y haremos todo lo posible para seguir facilitando este esfuerzo vital”, aseveró Halevi, pese a que agencias humanitarias le han recriminado en repetidas ocasiones que Israel no facilita esa labor.

Este incidente fue un error grave. Israel está en guerra con Hamas, no con la gente en Gaza. Pedimos disculpas por el daño no intencionado a los miembros de WCK”, aseveró el jefe del Estado Mayor.

Un dron israelí llegó a disparar tres veces contra un convoy de WCK en la ciudad de Deir al Balah, en el centro del enclave, a pesar de que los autos estaban claramente marcados con el logotipo de la organización, ataque en el que murieron cuatro extranjeros y tres palestinos, según detalles del ataque logrados en exclusiva por el diario israelí Haaretz.

Un primer misil alcanzó al auto que lideraba el convoy, y los supervivientes corrieron a refugiarse al siguiente vehículo, que también fue atacado por otro misil segundos después. Un tercer vehículo se acercó a socorrerlos y recibió otro impacto, reveló el diario.

Halevi indicó que ya se creó un “centro de mando” para mejorar la manera en que se coordina el reparto de ayuda humanitaria en la Franja de Gaza. (REUTERS/Ahmed Zakot)

Halevi indicó que ya se creó un “centro de mando” para mejorar la manera en que se coordina el reparto de ayuda humanitaria en la Franja de Gaza. (REUTERS/Ahmed Zakot)

El primer ministro, Benjamín Netanyahu, fue el primero en admitir la responsabilidad de Israel en ese ataque “no intencionado”, y el presidente Isaac Herzog llamó este martes al chef español José Andrés, director y fundador de WCK, para disculparse por el incidente.

El Ejército ha encargado una investigación independiente al Mecanismo de Investigación y Evaluación de Hechos (FFAM), un cuerpo liderado por un mayor general, encargado de ofrecer la mayor información posible para decidir si se abre una investigación criminal sobre incidentes en combate.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, criticó duramente este martes a Israel, al aseverar que “no hizo lo suficiente” para proteger a los trabajadores humanitarios en la Franja de Gaza, luego del ataque en el que murieron siete de ellos.

Incidentes como el de ayer (lunes) sencillamente no deberían ocurrir”, dijo en un enérgico comunicado, en el que señaló que la investigación israelí del ataque “debe ser rápida, debe exigir responsabilidades y sus conclusiones deben hacerse públicas”.