Empresas argentina y brasileñas negocian para exportar gas a Brasil a través de Bolivia

El mercado brasileño ha dejado claro en los últimos meses que necesitará gas de Argentina, que tiene la segunda mayor reservas de gas de esquisto del mundo para equilibrar los suministros.

Fuente: eldeber.com.bo



Brasil corre contra el tiempo para proveerse de gas natural. En este sentido, empresas de Argentina y Brasil han iniciado conversaciones para revertir el flujo de gas hacia el sur de una red de ductos que conecta a los tres países desde Bolivia, mientras un déficit regional del hidrocarburo amenaza con empujar a Brasil a importaciones más caras.

En meses anteriores se conocía de la posibilidad de que Bolivia alquile sus ductos. Una propuesta preliminar sobre el cambio del gasoducto no ha logrado ganar terreno en el gobierno de Bolivia, según ejecutivos y fuentes, dejando a Brasil cada vez más expuesto a la oscilación de los precios del gas natural licuado (GNL) de acuerdo con la información proporcionada por Ámbito Financiero.

El mercado brasileño ha dejado claro en los últimos meses que necesitará gas de Argentina, que tiene la segunda mayor reservas de gas de esquisto del mundo para equilibrar los suministros.

El 28 de marzo, el director de Transición Energética y Sostenibilidad de Petrobras, Mauricio Tolmasquim, indicó que es “lo más natural” es importar el gas de Vaca Muerta a través del gasoducto Gasbol. El debate sobre las opciones que Brasil tiene para importar gas natural desde la Argentina fue abordado de lleno por funcionarios del gobierno de Lula da Silva y por representantes de Petrobras en el CERAWeek 2024.

El panorama es incierto. Las exportaciones de Bolivia, que alguna vez fue un productor destacado en la región, han disminuido rápidamente y es posible que no estén disponibles después de 2029, dicen los expertos.

Mientras cayó la extracción de hidrocarburos, también la venta de gas natural se redujo en un 31,2%: «Sin embargo, con la implementación del Plan Upstream 2021-2024, se incrementaría la oferta exportable de este producto», destacó el Instituto Nacional de Estadística. «Es previsible que haya un menor volumen excedentario en el caso del gas natural. Y habrá que ver si Argentina continúa importando el gas boliviano», ya que comenzaría a abastecerse del yacimiento de Vaca Muerta, en la provincia de Neuquén, según el gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior, Gary Rodríguez.

El alivio vendrá desde los nos convencionales. La opción más rápida y económica para abordar el déficit regional puede ser exportar gas desde la formación de Vaca Muerta en Argentina, revirtiendo una red de gasoductos bolivianos que han llevado el gas al sur.

Sin embargo, el Gobierno de Javier Milei debe primero terminar la reversión del gasoducto del Norte para llevar su gas a la frontera con Bolivia y construir el marco comercial necesario para negociar tarifas, según ejecutivos y expertos involucrados en las conversaciones.

El Gobierno de Bolivia rechazó la propuesta de Argentina y Brasil

De acuerdo con el portal Ámbito Financiero, el gobierno de Bolivia y la empresa estatal YPFB rechazaron recientemente una propuesta inicial de Argentina y Brasil de pagar un peaje por el paso del gas argentino a través de su territorio, dijeron tres ejecutivos de empresas involucradas.

En este sentido, la contrapropuesta de Bolivia ha propuesto importar gas argentino y revenderlo a empresas de Brasil, agregaron. Este plan fue rechazado por las contrapartes porque implicaría costos de importación significativamente mayores para Brasil.

«Es un problema comercial», dijo Mauricio Tolmasquim, director de transición energética de la petrolera estatal brasileña Petrobras, uno de los mayores receptores de gas de Bolivia. «Tenemos que encontrar algún punto en común».

El Gobierno argentino quiere resolver los cuellos de botella del transporte interno este año para equilibrar su balanza comercial energética y comenzar a planificar sus exportaciones. En tanto que Bolivia tendría que negociar los términos para facilitar el paso del gas por su territorio.

En febrero, YPFB Transporte S.A. Gas Trans Boliviano (GTB) Y Transierra, subsidiarias de la estatal petrolera, indicaron que cuentan con 9.290 Km de ductos que atraviesan 97 municipios y 1.300 comunidades de siete departamentos del país. A través de ellos, se transportan los hidrocarburos que abastecen tanto al mercado interno como a los mercados de exportación.

“Tenemos en Bolivia una importante red de transporte de hidrocarburos compuesta por tres sistemas de ductos: para gas, líquidos y productos terminados, que se extiende sobre dos tercios del país”, indicó Armin Dorgathen, presidente de la estatal petrolera.