Hezbollah lanzó nuevos ataques y amenazó con escalar el conflicto con Israel: “Que la operación crezca”

“Agradecemos el apoyo de Irán, que se enfrenta a muchas amenazas y sus líderes siguen siendo partidarios claros y decisivos de la causa palestina y de los movimientos de resistencia en la región”, declaró Hassan Nasrallah, líder del grupo terrorista libanés.

Un hombre sostiene una bandera palestina mientras el líder de Hezbollah en Líbano, Sayyed Hassan Nasrallah, habla en un mensaje grabado durante un acto en Beirut, Líbano (REUTERS/Mohamed Azakir)Un hombre sostiene una bandera palestina mientras el líder de Hezbollah en Líbano, Sayyed Hassan Nasrallah, habla en un mensaje grabado durante un acto en Beirut, Líbano (REUTERS/Mohamed Azakir)

Fuente: Infobae



 

 

El grupo terrorista libanés Hezbollah anunció este miércoles que lanzó cinco ataques contra varias posiciones israelíes en la frontera común, en una nueva jornada de fuego cruzado desde el comienzo de las hostilidades hace seis meses.

En una serie de comunicados, Hezbollah dijo haber atacado en esta jornada el sitio de Al Rahib y un grupo de soldados israelíes en los alrededores con misiles, a lo que siguió otro ataque contra una nueva posición próxima al cuartel de Pranit.

Las operaciones del grupo libanés se extendieron a otras posiciones cercanas a la divisoria compartida como el sitio de Khallet Wardah, Ruwaisat Al Alam -en las colinas libanesas ocupadas de Kfar Shuba-, y el emplazamiento de Al Marj, donde supuestamente causaron “heridas confirmadas”.

En tanto, el secretario general del partido-milicia chiíta libanés Hezbollah, Hassan Nasrallah, afirmó este miércoles que espera que la “operación Inundación de Al Aqsa”, en referencia a los ataques del pasado 7 de octubre del grupo terrorista palestino Hamas contra Israel, “crezca y se fortalezca con el tiempo”.

Nasrallah consideró en un discurso con motivo del Día de Jerusalén, tradicionalmente celebrado el último viernes del mes de Ramadán, que la operación militar “sacudió los cimientos de la entidad de ocupación”, en alusión a Israel.

El líder de Hezbollah aseveró que hay que mostrar “respeto” por las acciones de la “resistencia” en la Franja de Gaza, controlada por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamas), así como por “los sacrificios del pueblo de Cisjordania y de la Jerusalén ocupada”.

Asimismo, se refirió a otros “frentes de combate”, como Líbano, Yemen e Irak. “Agradecemos el apoyo de Irán, que se enfrenta a muchas amenazas. Irán y sus líderes siguen siendo partidarios claros y decisivos de la causa palestina y de los movimientos de resistencia en la región”, agregó.

Y también dedicó unas palabras a Siria tras el ataque perpetrado por Israel contra el Consulado iraní en Damasco, que se saldó con la muerte de 14 personas, entre ellos siete miembros de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria de Irán. “Siria no sólo está sometida a amenazas y presiones, sino también a ataques casi diarios. Está siendo bombardeada, destruida y estos ataques están causando muertos y heridos”, afirmó Nasrallah, según recogió el diario L’Orient Le-Jour.

“Estar preparados”

Por otra parte, el ministro de Defensa de Israel, Yoav Gallant, informó este miércoles que su país está “aumentando su preparación y, al mismo tiempo, ampliando las operaciones contra Hezbollah”. En una declaración ante los medios de comunicación, el funcionario advirtió que uno de los principales problemas que enfrenta Israel es cómo permitir que unos 80.000 israelíes desplazados regresen a sus hogares en el norte del país, en medio de ataques diarios de Hezbollah.

“Preferimos un acuerdo que resulte en la eliminación de la amenaza pero tenemos que prepararnos para la posibilidad de usar la fuerza en El Líbano, lo que también puede tener en cuenta el escenario que estamos describiendo aquí, que es un escenario de guerra. Debemos estar preparados para este problema y comprender qué puede suceder”, dijo Gallant. Y siguió: “Necesitamos estar preparados para cada escenario y cada amenaza, contra enemigos cercanos y contra enemigos lejanos”.

Según informó Times of Israel, el ministro encabezó un simulacro en el que se evaluó la coordinación entre las autoridades locales, los ministerios gubernamentales y los servicios de rescate en un escenario de guerra “ante la creciente necesidad de devolver a los residentes del norte a sus hogares”, indicó.

Al mismo tiempo, las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) informaron que aviones de combate atacaron infraestructuras terroristas y posiciones militares de la organización terrorista Hezbollah en la zona de Kfar Hammam. “Una de las posiciones militares fue utilizada hoy por los agentes de la organización para lanzar misiles en la zona del monte Dov”, indicaron las FDI en X, al tiempo que compartieron imágenes de dicho operativo.

António Guterres, secretario general de la ONU (REUTERS)António Guterres, secretario general de la ONU (REUTERS)

“Máxima moderación”

El martes, el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, hizo un llamado a las partes a “ejercer la máxima moderación” a fin de evitar una escalada mayor en Medio Oriente tras el bombardeo de Israel contra el Consulado iraní en Damasco.

Guterres indicó que “cualquier error de cálculo podría llevar a un conflicto más amplio” en una región ya de por sí “volátil” con “consecuencias devastadoras para los civiles”, que ya han experimentado un “sufrimiento sin predecentes” en Siria, Líbano o los territorios palestinos ocupados.

Además, reiteró “sus llamamientos a todas las partes para que eviten ataques que puedan dañar” tanto a los civiles como a la infraestructura civil, según informó en un comunicado el portavoz del secretario general, Stéphane Dujarric.

(Con información de EuropaPress)