Poner el móvil en el pecho puede detectar problemas del corazón

Hoy me he topado con una startup finlandesa que promete cambiar la forma en que monitoreamos la salud de nuestro corazón, utilizando nada más y nada menos que nuestro teléfono móvil. Esta empresa, CardioSignal, asegura poder detectar enfermedades cardiacas a través de los sensores de movimiento integrados en los smartphones.

Leo la historia en TNW, donde indican que todo comienza con la inquietud de Juuso Blomster, CEO de CardioSignal y cardiólogo clínico con casi dos décadas de experiencia. La idea surgió mientras trabajaba en Australia, observando el creciente interés de sus pacientes en usar relojes deportivos para monitorear su salud cardiovascular. Sin embargo, los relojes inteligentes, aunque populares, no ofrecían la precisión necesaria para un análisis clínico. Fue entonces cuando, de vuelta en Finlandia, el equipo de Blomster comenzó a explorar las posibilidades de los sensores de movimiento de los teléfonos, descubriendo que podían medir con precisión los movimientos del corazón, comparables a los de un ultrasonido cardiaco.



¿Cómo funciona CardioSignal?

La aplicación de CardioSignal (de pago) convierte nuestro smartphone en una herramienta de diagnóstico. Al colocar el móvil sobre el pecho, los sensores acelerómetro y giroscopio captan el movimiento del corazón. Estos datos se envían a un servicio en la nube donde se analizan para detectar fibrilación auricular (FA), la arritmia cardíaca más común. Lo sorprendente de este método es que ha sido validado clínicamente y clasificado como un dispositivo médico de clase IIa por la CE, lo que refleja su fiabilidad y precisión.

A pesar de la popularidad de los relojes inteligentes de marcas como Apple y Samsung en la detección de FA, CardioSignal ofrece una ventaja significativa: la capacidad de medir directamente el corazón al colocar el teléfono sobre el pecho. Esto proporciona una información más detallada y precisa que los wearables, que se limitan a leer el pulso en la muñeca.

CardioSignal no se detiene en la fibrilación auricular. Hay planes para expandir sus capacidades de detección a otras condiciones como insuficiencia cardíaca, estenosis aórtica, enfermedad de la arteria coronaria y hipertensión arterial pulmonar. Este enfoque refleja una tendencia más amplia hacia el uso del smartphone como un dispositivo médico personal, capaz de gestionar y monitorear nuestra salud de manera más efectiva y accesible.

El papel del smartphone en la salud del futuro

Este caso de uso innovador para los smartphones subraya su papel cada vez más central en nuestra gestión de la salud personal. No solo para hacer citas médicas o ver resultados de pruebas, sino como herramientas activas de diagnóstico y monitoreo. La tendencia es clara: cada vez más dispositivos de salud se conectarán a nuestros teléfonos, transformándolos en el núcleo de un ecosistema de salud digital personalizado.

Aunque hay desafíos, como la seguridad de nuestros datos, el potencial para mejorar el acceso y la calidad de la atención médica es inmenso. En un futuro no muy lejano, podríamos estar llevando en nuestros bolsillos no solo un medio de comunicación, sino una herramienta poderosa para cuidar de nuestro corazón. Recordad ya que hay apps para hacer ejercicios en casa, por l oque tenemos una buena cantidad de contenido disponible para mejorar nuestra salud (física y mental).

Tenéis el enlace a las apps de Cardiosignal en es.cardiosignal.com

Fuente: Link