Productos no tradicionales ‘sacan la cara’ en las exportaciones y analistas sugieren la liberación plena para atraer divisas

Si bien la soya es el producto estrella, desde el sector productivo advierten una fuerte caída en la producción y los rendimientos a causa de la sequía, en un contexto en el que urgen el uso de biotecnología

Cultivos de soya (Foto referencial)

Fuente: Unitel



En un contexto en el que se advierte la caída de las exportaciones en el primer mes del año, el informe de Comercio Exterior (Comex) del Instituto Nacional de Estadística (INE) refleja que los productos no tradicionales como la soya o la carne bovina muestran un comportamiento positivo, a diferencia de los hidrocarburos o los minerales, situación por la que analistas consideran que debe haber una liberación plena para atraer más divisas.

Los productos que registraron variación positiva son cacao en grano con un repunte del 8.429,8%, semillas y habas de soya en 287,4% y quinua 75,2%, así como productos derivados de soya en 41,0% en el tema industrial y la carne de la especie bovina en 62,1%.

Según el gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, las exportaciones en el primer mes del año han caído 243 millones de dólares y remarcó que los productos no tradicionales “sacaron la cara por el país”.

“De estos productos que han incrementado su valor de exportación, seis son de Santa Cruz y prácticamente todos del sector agropecuario e agroindustrial. Hay que hacer un mayor esfuerzo para apoyar al sector agroproductivo, tanto en lo que es agricultura, ganadería, como en el sector agroindustrial, ahí está la respuesta”, consideró Rodríguez.

El analista económico Fernando Romero apuntó que, para revertir el déficit en la balanza comercial de $us 171 millones reflejado por el INE, desde el Gobierno debe promoverse la liberación de exportaciones.

“Las exportaciones cayeron un 28% y las importaciones en un 10%. Entonces, es un dato que preocupa, ya que el incremento del déficit comercial de nuestro país, comparando estos meses en el mismo periodo, es muy, pero muy grande. Es importante que se implementen políticas que liberen de manera efectiva las exportaciones”, expresó Romero.

Desde el punto de vista del analista urgen condiciones y garantías para el empresariado y las industrias nacionales que permitan que se exporte de una manera más libre, sin trabas y con algún tipo de incentivo, ya que si se mantiene un déficit comercial sostenido, va a generar una economía que no crezca como se espera, además de limitaciones para la generación de empleo y no va a haber el ingreso fiscal esperado.

El sector productivo viene pidiendo de manera urgente la aprobación del uso de biotecnología con miras a aumentar la productividad en el campo y apuntalar los envíos al exterior para la atracción de divisas; sin embargo, desde la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) reportaron que las mesas de análisis se levantaron en diciembre y no hay respuestas por parte del Gobierno.

Por su parte, el gerente técnico de la Cámara de Exportadores de Santa Cruz (Cadex), Rafael Riva, advirtió que los cambios climáticos en el departamento cruceño afectan al sector productivo, en especial al soyero, que exporta al mundo sus derivados y genera divisas para el país.

“Se prevé una disminución en la producción en la campaña de verano de 600.000 toneladas. Si hablamos de 600.000 toneladas, estamos hablando de más de un tercio de lo que es la producción de la campaña que se va a ver afectada”, apuntó Riva.

Al haber menos granos, según el ejecutivo, va a haber menos productos que procesar y que exportar. Y también se va a ver un poco afectado el mercado interno con la provisión de harina principalmente para los sectores pecuarios, según la explicación del funcionario de Cadex.