Sarah, una Inteligencia Artificial creada por la OMS para hablarnos de Salud

En la víspera del Día Mundial de la Salud, un evento anual que pone de relieve la importancia de la accesibilidad y el derecho a la salud, la Organización Mundial de la Salud (OMS) nos sorprende con una innovación que podría cambiar la forma en que accedemos a la información médica: S.A.R.A.H.

Este nombre, que a primera vista podría parecer el de cualquier persona, esconde detrás sus siglas un concepto mucho más grande: una promotora digital de la salud equipada con inteligencia artificial generativa. Lo que esto significa, en términos sencillos, es que S.A.R.A.H. puede hablar con nosotros, entender nuestras consultas y proporcionarnos información relevante sobre salud en tiempo real, algo que va mucho más allá de una simple búsqueda en internet.



Mi primer contacto con esta herramienta me dejó pensando en las innumerables posibilidades que ofrece. Imagina poder conversar sobre tus preocupaciones de salud con un asistente virtual que no solo entiende tu pregunta, sino que también te proporciona una respuesta personalizada, basada en la más reciente y fiable información científica. En mi caso hablé sobre quimioterapia y ella asumió que yo iba a pasar por el proceso, pero la respuesta fue buena:

chat con Sarah

S.A.R.A.H. está diseñada para funcionar en cualquier dispositivo (necesita acceso a cámara y micrófono), disponible las 24 horas del día y en ocho idiomas, lo que demuestra un esfuerzo por hacer la salud verdaderamente accesible para todos, independientemente de dónde se encuentren o el idioma que hablen.

En su presentación indican:

S.A.R.A.H. ofrece información sobre los principales temas de salud, como la salud mental y los hábitos saludables, para ayudar a mejorar la salud y el bienestar diario de las personas y para informarles de sus derechos a la atención de salud, allá donde se encuentren.

Cómo funciona Sarah

S.A.R.A.H. funciona utilizando tecnología de inteligencia artificial generativa desarrollada por Soul Machines. Este tipo de inteligencia artificial (IA) es capaz de generar respuestas y contenido en tiempo real, basándose en una amplia base de datos de información y aprendizaje continuo de las interacciones previas. A diferencia de los sistemas basados en reglas fijas o scripts predefinidos, la IA generativa puede entender y responder a una gran variedad de consultas de forma mucho más humana y personalizada. Aquí te detallo cómo funciona S.A.R.A.H. paso a paso:

  • Interacción inicial: Cuando un usuario se comunica con S.A.R.A.H., ya sea mediante texto o voz, el sistema utiliza procesamiento de lenguaje natural (PLN) para analizar y comprender la consulta. Este es el primer paso crucial, donde la IA determina qué está preguntando exactamente el usuario.
  • Generación de respuesta: Una vez que se ha interpretado la consulta, S.A.R.A.H. accede a su extenso banco de datos y conocimientos para encontrar la información más relevante y actualizada relacionada con la pregunta. Utilizando algoritmos de IA generativa, crea una respuesta que no solo sea informativa y precisa sino también adaptada al contexto de la pregunta y presentada de manera que parezca natural y fácil de entender para el usuario.
  • Interacción personalizada: Lo que hace único a S.A.R.A.H. es su capacidad para aprender de cada interacción. Con el tiempo, puede adaptar sus respuestas a las necesidades y preferencias específicas de cada usuario, mejorando la relevancia y utilidad de la información proporcionada. Esto se logra mediante el uso de modelos de aprendizaje automático que ajustan y refinan continuamente el enfoque de S.A.R.A.H. basándose en el feedback y las interacciones anteriores.
  • Respuestas empáticas: Una de las características distintivas de S.A.R.A.H. es su capacidad para ofrecer respuestas que no solo sean informativas sino también empáticas. Gracias a los avances en la IA generativa, puede simular un tono conversacional que se asemeja más a una interacción humana, lo que puede ser especialmente importante en el contexto de preguntas sensibles relacionadas con la salud.
  • Soporte multilingüe y accesibilidad: S.A.R.A.H. está diseñada para ser accesible a una audiencia global, ofreciendo soporte en varios idiomas. Esto significa que puede procesar y generar respuestas en diferentes idiomas, lo que la hace útil para personas de diversas regiones y culturas.
  • Privacidad y seguridad de datos: Aunque S.A.R.A.H. recopila información a través de interacciones con los usuarios para mejorar sus servicios, la privacidad y la seguridad de los datos son una prioridad. Se implementan estrictas medidas de seguridad para proteger la información personal y asegurar que las interacciones con S.A.R.A.H. sean confidenciales y seguras.

¿Es fiable Sarah al 100%?

La respuesta rápida es no, la lenta es tampoco. La OMS no se responsabiliza de las respuestas de Sarah, con eso lo digo todo.

La fiabilidad de S.A.R.A.H., como ocurre con cualquier sistema basado en inteligencia artificial, especialmente aquellos que operan en el ámbito de la salud, no puede garantizarse al 100%. Si bien la tecnología detrás de S.A.R.A.H. está diseñada para proporcionar información precisa y actualizada, utilizando modelos de lenguaje avanzados y bases de datos científicas fiables, hay varios factores que pueden influir en su precisión y fiabilidad:

  • Calidad de los datos de entrada: La precisión de las respuestas de S.A.R.A.H. depende en gran medida de la calidad y actualidad de la información con la que ha sido entrenada. Aunque la OMS y sus colaboradores trabajan para asegurar que la base de datos sea extensa y rigurosa, el campo de la medicina está en constante evolución, y mantener el sistema actualizado con la investigación más reciente es un desafío continuo.
  • Complejidad y variabilidad de las consultas: Las preguntas sobre salud pueden ser extremadamente complejas y variadas. Aunque S.A.R.A.H. utiliza algoritmos avanzados para interpretar y responder a estas consultas, hay limitaciones inherentes a cualquier sistema de IA en comprender completamente el matiz y el contexto de cada pregunta individual, especialmente cuando se trata de condiciones médicas específicas o situaciones personales únicas.
  • Interpretación humana: La interpretación de las respuestas proporcionadas por S.A.R.A.H. también depende de la percepción del usuario. Incluso con una respuesta precisa y bien fundamentada, existe el riesgo de malinterpretación o aplicación incorrecta de la información sin el asesoramiento directo de un profesional de la salud.

Usadlo con precaución en este enlace, en español, who-es.digitalhero.cloud/session

Fuente: Link