The Strongest comenzó con buen pie en la Libertadores al ganarle a Gremio por 2-0

Buen estreno para los atigrados que comanda Pablo Lavallén. Los goles fueron marcados por Luciano Ursino (16′) y Enrique Triverio (73′). Su próximo rival es Estudiantes, de visitante (9/04)

The Strongest comenzó bien la fase de grupos de la Copa Libertadores. De local y ante el brasileño Gremio, festejó gracias a los goles de Luciano Ursino (16′) y Enrique Triverio (73′), que le permite sumar sus primeros tres puntos en el grupo C que completan el chileno Huachipato y el argentino Estudiantes de Argentina. Por cierto, este último será el próximo rival el martes 9 de abril, en La Plata. Para el Tigre era clave sumar y lo consiguió mostrando solvencia y sobre todo efectividad.



Clave en la primera parte fueron los desbordes por el carril izquierdo de Daniel Lino, que avisó antes de los 15′ con un pelotazo que pegó en la escuadra del arquero Agustín Marchesín. Desde el medio controlaba bien Ursino, al que se vio activo, obstaculizando la salida brasileña y apoyando a sus compañeros en ataque. A los 16′ llegó el primero gracias a un buen centro de Lino que Ursino logró el 1-0 tras cabecear sin inconvenientes. El argentino naturalizado boliviano, le ganó a todos.

La respuesta de Gremio se dio poco después, con dos remates de Pedro Galvao que el portero Guillermo Viscarra controló. Los brasileño comenzaron a ganar terreno y Everton Galdino volvió a avisar con remates que salieron desviado por Adrián Jusino. Nathan, a los 37′, siguió la línea, pero no lograron marcar el empate. La etapa inicial acabó con un The Strongest sosteniendo los embates pero a la expectativa de presionar en ofensiva. La ventaja permitió encarar de una mejor manera el complemento.

Cuando el juego se reinició, Daniel Rojas dejó su lugar a Darío Aymar. El exvolante de Oriente no rayó a buen nivel y el técnico Lavallén decidió sacarlo en procura de generar mayor riesgo por la banda derecha. Pero hubo que aguantar de entrada porque Nata avisó con un cabezazo tras asistencia de Nathan. Las manos de Viscarra volvieron a ser clave en ese momento porque poco después, Everton Galdno, exigió para un Gremio que se fue con todo en procura de la igualdad.

Lavallén estaba obligado a darle otra dinámica a su equipo y decidió incluir a Joel Amoroso por Rodrigo Ramallo (63′), dándole dinámica y velocidad, haciendo además buena sociedad con Maximiliano Caire. Con Ursino enchufado, se gestó el 1-0 a los 73′ con un remate hacia Marchesín que se estrelló en el horizontal, el rebote lo agarró Amoroso que envió un centro perfecto para que Enrique Triverio, solo y con una defensa estática, consiga marcar de cabeza. El festejo en las graderías fue total.