Bolívar superó a Palestino (3-1), ganó su grupo y aseguró $us 5.570.000 en premios

Gran campaña de la academia paceña en la Copa Libertadores. Tras la victoria ante Palestino, sumó 13 puntos y selló su pase a octavos de final

Fuente: eldeber.com.bo

Bolívar terminó como el mejor equipo del grupo E de la Copa Libertadores, le ganó a Palestino por 3-1 en La Paz y se aseguró $us 5.570.000 en premios acumulados. La victoria fue sellada gracias a una buena actuación de Xico da Costa que marcó un doblete. Los chilenos, más allá de la derrota, hicieron un buen partido, pero no fue suficiente.



El local dominó el juego, presionó en más de una ocasión inquietando desde los 24’ a través de Xico da Costa y siguió a los 27’ con Henry Vaca que exigió al meta Rigamonti que sacó con su brazo izquierdo una pelota que iba directo al ángulo. La visita también tuvo sus opciones como el remate de Dávila que José Sagredo bloqueó cuando el balón iba al arco.

La presión local, que casi da frutos con el zapatazo de Carmelo Algarañaz que desvió el horizontal, tuvo sus frutos a los 36’ con el 1-0 marcado en contra por José Bizama. El lateral derecho dio un frentazo tras centro del ‘Menona’ Saucedo en su intento de despejar la pelota. Ese gol amilanó a Palestino que se metió en su propio campo y comenzó a aguantar al rival.

Bolívar tomó confianza y pudo aumentar luego que Ramiro Vaca (39’) marcara un golazo tras un remate perfecto, pero una mano de Algarañaz en la previa, hizo que el VAR anulara el tanto. En el complemento la academia comenzó con todo y a los 46’ puso el 2-0 a través de Da Costa con un remate directo que desvió en Ariel Martínez y entró.

Con ese resultado el partido era pleno de los de Flavio Robatto ya que a los 53’ por poco y marcó Leonel Justiniano con un derechazo que el horizontal devolvió. A los 66’ Da Costa también estrelló en el parante otro zapatazo cuando el equipo ya tenía pleno control del juego. El partido ganó en emoción con el descuento marcado por Felipe Chamorro (68’).

Pero en la recta final y cuando el partido moría, nuevamente Da Costa (87’) apareció con un cabezazo espectacular que se coló en el palo derecho de Rigamonti. Ese 3-1 se selló ahí y dejó a Bolívar festejando un triunfo que lo deja en la cima del grupo E y esperando los octavos de final a disputarse en agosto.