“La oposición que opera en el escenario preelectoral del país magnetiza dos extremos, el extremismo evista y el extremismo mesista. Se sabe que los extremos se necesitan, se apoyan como lo han demostrado en los últimos tiempos (Carlos) Mesa, Evo (Morales) y Andrónico (Rodríguez)”, dijo Choquehuanca en conferencia de prensa.

Indicó que la política del extremismo está desautorizada en el país porque el abuso de los extremistas de renunciar y oír “siguen siendo impunes”. “El extremismo evista y mesista necesita un estado colonial y patriarcal con una democracia piramidal y jerárquica para garantizarse el culto a su personalidad”.

Añadió “sabemos que las causas de los desperfectos del sistema democrático y en ellos los poderes del Estado ha ocasionado el colonialismo y el patriarcado, es aquí que el Gobierno no ha renunciado ni ha huido ante la adversidad y está sanando las heridas del pasado, corrigiendo los errores”.

La autoridad también indicó que la responsabilidad de reanudar y continuar la preselección de las altas autoridades para el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) y demás instancias del Órgano Judicial está en manos de las comisiones mixtas de Constitución y de Justicia Plural y no así la necesidad de convocar a sesión del pleno de la Asamblea para tratar este tema.

Desde mediados de abril, la preselección en las comisiones mixtas fue paralizada, debido a más de 30 amparos constitucionales y una acción popular presentadas en Salas Constitucionales del país. El proceso se estancó en la fase de exámenes orales, con más 400 candidatos perjudicados.

La semana pasada, la Sala Segunda del TCP revocó el fallo de la Sala Constitucional Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Pando, que anuló el proceso hacia las judiciales, empero, exhortó a garantizar los derechos de las mujeres e indígenas en la preselección de candidatos.