Dictan detención domiciliaria para Cody, uno de los hombres de confianza de Marset

Cody es sindicado de ser el tercer hombre al mando de la organización criminal que dirigía el narcotraficante uruguayo

Fuente: eldeber.com.bo

La justicia benefició a Néstor A. V. A., alias ‘Cody’, con detención domiciliaria, y así podrá dejar la cárcel de Palmasola, donde estaba recluido por sus vínculos con el narcotraficante Sebastián Enrique Marset Cabrera, el hombre más buscado por la Policía Boliviana.



En la audiencia de cesación a la detención preventiva, el juez de instrucción cautelar aceptó el pedido de Cody, y le otorgó medidas sustitutivas, entre ellas el arresto domiciliario de 19:00 a 7:00 horas y el pago de una fianza.

Cody es sindicado de ser el tercer hombre al mando de la organización criminal que dirigía el uruguayo Sebastián Enrique Marset. Está imputado por el delito de legitimación de ganancias ilícitas y guardaba detención en Palmasola, desde octubre de 2023.

Según los informes de inteligencia, Néstor A. V. A. era uno de los amigos de confianza del prófugo uruguayo y el facilitador de la organización criminal, puesto que estampó su firma como propietario de los bienes inmuebles que compraba Marset en Santa Cruz, para blanquear su dinero proveniente del narcotráfico.

El ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, indicó que se evidenció la compra de un monoambiente ubicado en un edificio de renombre en la capital cruceña, que tuvo un valor de compra de $us 65.000. En los documentos, aparecía como propietario el nombre de Néstor, según la declaración de una de las agentes inmobiliarias.

¿Qué medidas debe cumplir Cody?

Ahora que Cody salió de la cárcel de Palmasola tiene derecho al trabajo, pero debe permanecer en su domicilio todos los días, de 19:00 a 7:00 horas, sin escolta policial.

Además, se le impuso una fianza de Bs 30.000; debe presentarse cada semana ante el Ministerio Público y se le prohibió: salir del país, acercarse a los otros implicados al caso Marset y no debe visitar locales nocturnos, ni consumir bebidas o sustancias controladas.