El gobierno británico quiere prohibir los cursos de identidad de género en las escuelas

La identidad de género, «una teoría controvertida», no debe enseñarse en las escuelas, anunció el jueves el gobierno conservador británico, que también quiere prohibir la educación sexual para los estudiantes menores de nueve años.

El primer ministro británico, Rishi Sunak, habla junto a su ministra de Educación, Gillian Keegan, durante un acto con estudiantes universitarios, el 9 de mayo de 2024 en Londres
El primer ministro británico, Rishi Sunak, habla junto a su ministra de Educación, Gillian Keegan, durante un acto con estudiantes universitarios, el 9 de mayo de 2024 en Londres © Carl Court / Pool/AFP/Archivos
Fuente: rfi.fr

Londres (AFP) – Estas propuestas gubernamentales, anunciadas unos meses antes de las elecciones generales, que deben tener lugar antes de finales de enero de 2025, representan la primera gran revisión en cinco años de la educación sexual en las escuelas.

«Las escuelas no deben enseñar el concepto de identidad de género», escribió el gobierno en un comunicado, hablando de una «teoría controvertida».



«Hay muchos puntos de vista controvertidos en este tema de identidad de género, de ideología de género», dijo la ministra de Educación, Gillian Keegan, en la televisión Sky News.

A partir de la escuela secundaria, sin embargo, habrá cursos sobre orientación sexual, durante los cuales se podrá discutir el cambio de género.

Pero «es importante que las escuelas adopten un enfoque cuidadoso a la hora de enseñar este tema delicado y no utilicen material que presente, opiniones controvertidas como si fueran hechos», insistió el gobierno.

Además, la educación sexual «no se impartirá» antes de los 9 años, y luego deberá enfocarse «desde un punto de vista puramente científico», indicó el ejecutivo.

El gobierno conservador británico quiere «garantizar que los niños no aprendan cosas demasiado complejas o sensibles para comprenderlas en la escuela primaria», explicó el ministerio de Educación.

«Los padres confían en que cuando envíen a sus hijos a la escuela estarán seguros y no se verán expuestos a contenidos perturbadores que no sean apropiados para su edad», afirmó el primer ministro Rishi Sunak, citado en el comunicado.

Los profesionales de la educación compartieron sus preocupaciones tras estos anuncios gubernamentales.

«No hemos visto pruebas claras de que las escuelas estén exponiendo actualmente a los estudiantes a contenidos inapropiados», respondió Elizabeth West, directora de un grupo de 17 escuelas.

«Estos límites rígidos» a la educación sexual podrían llevar a los niños «a buscar información en fuentes menos confiables», expuso Paul Whiteman, secretario general del sindicato Asociación Nacional de Directores de Escuela.