El portaaviones USS Ronald Reagan se despidió de su puerto base en Japón después de casi 9 años

El buque de propulsión nuclear y clase Nimitz fue clave para fortalecer los lazos de defensa del país asiático y otros socios en la región. Será sustituido a finales de este año por el USS George Washington

El USS Ronald Reagan partió de Yokosuka tras nueve años de misión en el Indo-Pacífico. (REUTERS/Tim Kelly)

El USS Ronald Reagan partió de Yokosuka tras nueve años de misión en el Indo-Pacífico. (REUTERS/Tim Kelly)



 

Fuente: infobae.com

El portaaviones USS Ronald Reagan dejó su puerto de origen en Japón este jueves 16 de mayo, culminando una misión de casi nueve años en el Indo-Pacífico. La nave, insignia del grupo de ataque de la Marina de los Estados Unidos, ha desempeñado un papel crucial en fortalecer los lazos de defensa con Japón y otros socios en la región.

La partida del USS Ronald Reagan, un portaaviones de la clase Nimitz y de propulsión nuclear, ocurre en un momento de creciente tensión debido a la postura cada vez más firme de China en el Indo-Pacífico.

De acuerdo con la agencia de noticias The Associated Press, a finales de este año el portaaviones será sustituido por el portaaviones USS George Washington, también de clase Nimitz.

Cientos de marineros formaron la frase “nos vemos” en la cubierta de vuelo del portaaviones. (REUTERS/Tim Kelly)

Cientos de marineros formaron la frase “nos vemos” en la cubierta de vuelo del portaaviones. (REUTERS/Tim Kelly)

Familiares y amigos de la tripulación estuvieron presentes para despedir la nave desde la Base Naval de Yokosuka, tras su última misión de patrullaje. Cientos de marineros se alinearon en los rieles del buque, mientras otros formaban en la cubierta de vuelo la frase japonesa “dewa mata”, que significa “nos vemos”. El portaaviones estuvo acompañado por dos destructores de misiles guiados, el USS Robert Smalls y el USS Howard.

Durante la ceremonia de despedida, el embajador de Estados Unidos en Japón, Rahm Emanuel, aseguró una “transición sin problemas”. Posteriormente, declaró a los periodistas que “el USS Ronald Reagan y su tripulación han asegurado que millones de personas en el Indo-Pacífico puedan vivir sus vidas libres de coacción, agresión y represión”.

El USS Ronald Reagan llegó por primera vez a Yokosuka en 2015. Anteriormente, durante su despliegue cercano a la península de Corea, el portaaviones contribuyó en la Operación Tomodachi, tras el terremoto, tsunami y desastre nuclear de 2011 en el noreste de Japón.

A lo largo de su servicio, participó en docenas de ejercicios multilaterales y visitó más de una docena de puertos extranjeros, incluyendo su histórica escala en Da Nang, Vietnam, el año pasado, publicó ABC News.

Familiares y amigos de la tripulación se despidieron del USS Ronald Reagan en Yokosuka. (REUTERS/Tim Kelly)

Familiares y amigos de la tripulación se despidieron del USS Ronald Reagan en Yokosuka. (REUTERS/Tim Kelly)

El USS Ronald Reagan fue el único portaaviones estadounidense desplegado como buque insignia del Grupo de Ataque de Portaaviones 5 bajo la Séptima Flota de la Marina de los Estados Unidos, con puerto base fuera de Estados Unidos.

Mientras las tensiones han escalado en el Mar del Sur de China entre China y Filipinas, así como con otros países debido a disputas marítimas y territoriales, Japón se preocupa por su disputa con China sobre las islas deshabitadas en el Mar de China Oriental. Buques de la guardia costera japonesa y china se enfrentan repetidamente en esas aguas.

La ex ministra de Defensa de Japón, Tomomi Inada, quien recientemente se unió a un viaje de encuesta ambiental cerca de las islas disputadas Senkaku, conocidas en China como Diaoyu, declaró que la cooperación con Estados Unidos y otros países afines es clave para defender el orden internacional. Inada subrayó que “tenemos una sensación de urgencia de que no debemos permitir que el Mar de China Oriental se convierta en otro Mar del Sur de China”.