“Es una derrota para el presidente”, dice analista por la abrogación del decreto sobre Derechos Reales

El analista político Paúl Coca, indicó que el gobierno enfrenta un escenario muy complicado porque no tiene mayoría en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) y porque hay rechazo de sectores sociales a normativas relacionadas con la propiedad privada

$output.data

[Foto: RRSS] / El analista criticó el Decreto Supremo 4732

Fuente: Unitel



El analista político Paúl Coca, consideró este miércoles que la abrogación del Decreto Supremo (DS) 5143, referido a la creación de un nuevo sistema para el Registro de Derechos Reales, es una “derrota para el presidente” Luis Arce.

Desde hace días se registraban críticas de distintos sectores contra esta normativa, incluso los comerciantes anunciaron que marcharían.

 

La abrogación se dio a conocer el martes, después de una reunión entre el Ejecutivo con dirigentes de la Central Obrera Boliviana (COB) y el Pacto de Unidad arcista.

En el anuncio de la determinación, Arce defendió esta norma asegurando que no iba en contra de la propiedad privada y que sobre ella se viene difundiendo un mensaje “distorsionando”, aunque, finalmente se decidió dar marcha atrás para evitar que grupos ejecuten un plan para “convulsionar” el país.

Días antes de la abrogación, Arce había enviado el decreto a revisión del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP).

Coca agregó que hay otras normas vinculadas a los bienes privados que también tienen cuestionamientos por lo que considera que “esto no ha terminado, esto está lejos de concluir”.

En medio de la abrogación del DS 5143 surgió también rechazo contra el decreto 4732 al advertir distintos sectores que la norma atenta a la preventa de inmuebles.

Al respecto, Coca indicó que el futuro de este otro decreto dependerá de la presión que ejerzan los sectores sociales. “En la medida de que las protestas y el malestar se incremente, el gobierno va tener que retroceder o elegir si se estrella contra estos sectores sociales”, sostuvo.

Agregó que en la actualidad el Gobierno enfrenta una situación delicada debido a que no tiene mayoría en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), un Evo Morales que critica todo y sectores sociales que no están viendo con buenos ojos que se regule el tema de la propiedad privada.