Grover García, presidente electo del Movimiento Al Socialismo (MAS) arcista e invalidado por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), afirmó que el “congreso de unidad” solicitado por Evo Morales, ya se efectuó el 3, 4 y 5 de mayo en la ciudad de El Alto.

El jueves, la Sala Plena del TSE rechazó el registro del congreso del MAS convocado por el Pacto de Unidad, en el que fue elegido como presidente del MAS el dirigente campesino.

Luego de conocer la determinación Órgano Electoral de no avalar el congreso arcista, el expresidente y aún presidente del partido oficialista, Evo Morales, urgió la necesidad de realizar un “congreso de unidad con la debida legalidad y legitimidad”.

En entrevista con La Razón Radio, García rechazó rotundamente la decisión del TSE y, en respuesta al llamado de Morales, aseguró que el congreso ya se realizó. Recordó que el MAS arcista invitó a Morales al ingreso en cuatro ocasiones, incluso, con cartas notariadas.

“Ya se dio ese congreso de unidad. El pueblo ya tomó una decisión y Evo tiene que sumarse a este nuevo directorio. No están las puertas cerradas, puede unirse”, afirmó.

De ese modo, descartó la posibilidad de desarrollar otro congreso y, a la vez, defendió la legalidad del encuentro a principios de mayo. Anunció que su facción hará una representación para hacer valer sus resoluciones.

Al ser consultado sobre las acciones que tomarán, aseguró que se van a apersonar a las oficinas del TSE con un recurso jurídico en los próximos cinco días hábiles. “En el momento adecuado nos vamos a apersonar como ciudadanos organizados y como nos faculta la ley”.

El MAS atraviesa por una profunda fractura que divide al bloque entre evistas y arcistas. En medio de esa pulseta, ambos bandos intentaron renovar la dirigencia del partido mediante polémicos congresos que luego fueron observados y rechazados por el TSE por no cumplir con su estatuto orgánico y algunos requisitos.

El 31 de octubre de 2023, el TSE decidió la anulación del congreso del MAS evista realizado en Lauca Ñ, en el que se había ratificado el liderazgo de Morales y se lo nombró como el “único candidato” para las elecciones de 2025, y dispuso que se realice otro encuentro.

Por ello, la facción arcista ejecutó que congreso en mayo de este año, encuentro que también fue rechazado. Ahora, el evismo apunta a efectuar un nuevo cónclave el 10 de julio en Villa Tunari, Cochabamba. Sin embargo, todavía no cuentan por la aprobación de supervisión del TSE del Servicio Intercultural de Fortalecimiento Democrático (Sifde).

El MAS se ha visto envuelto en una especie de “circulo vicioso” que gira en torno a la realización del congreso que emane una nueva directiva. El TSE ha rechazado ambas facciones por incumplir las reglas de su propio estatuto.