Guabirá considera que arbitraje de Javier Revollo influyó en derrota ante San Antonio

Ya en frío, después de haber analizado el compromiso entre San Antonio y Guabirá en su totalidad, la conclusión del cuerpo técnico y jugadores del club Azucarero fue que el arbitraje del juez orureño Javier Revollo y todo su equipo influyó en el partido.

Fuente: lostiempos.com



Tras ese encuentro, por la fecha 1 del Torneo Clausura de la División Profesional, en el Rojo no se habló del tema, había mucha bronca por la derrota, en descuentos, cuando se igualaba a dos goles, pero Revollo y su equipo hizo jugar más de los siete minutos que había anunciado como adición y fue cuando llegó el tercer tanto del local.

El entrenador del club Rojo, Humberto Viviani, y el capitán del equipo montereño, Alejandro Meleán, no son de hablar de los árbitros, pero esta vez lo hicieron y lamentaron su mal trabajo, que influyó en el partido.

La transmisión de ese partido en la televisión mostró los errores de Revollo, al ser contemplativo con las fuertes faltas de los locales, sobre los Azucareros, que el juez dejó pasar, pero no obró de la misma manera con la visita.

Lo que más llamó la atención de todos fue la fuerte falta que cometió el argentino Felipe Pasadore sobre Meleán, que era para tarjeta roja directa y ni llamó la atención al atacante. Meleán había recibido el balón, asistió a un compañero y fue cuando apareció Pasadore que con alevosía pisó con fuerza el pie izquierdo de Alejandro.

Ante el pedido de sus compañeros, al verlo tendido en el césped, Revollo paró el juego, las imágenes se repetían por la dura falta, pero desde el VAR el cruceño Luis Villarroel ni advirtió al juez central por la grosera entrada.

Revollo que ordenó el ingreso del médico Raúl Yancen luego no dejó que el galeno lo asista y para colmo lo expulsó, porque pese a la advertencia Yancen quería atender a su jugador.

Para los analistas la falta era para Roja directa y esa jugada llegó cuando Guabirá iba ganando por la mínima diferencia y si Pasadore era expulsado otra hubiese sido la historia, porque el argentino marcó dos goles en ese duelo, el segundo y tercero, que definió el compromiso.

Viviani, molesto

“No me gusta hablar del arbitraje, pero influyó en el partido, expulsiones que hubieran hecho que el rival mermara, son cosas que suceden, no toman decisiones en su momento o no la quiere hacer”, lamentó Viviani.

“Como nosotros los jugadores tratamos de corregir nuestros errores los árbitros que también se pongan la mano al pecho y también corrijan sus fallas”, manifestó Meleán.