Los trajes y las bandas están listos, la entrada del Gran Poder está solo a cuatro días de su realización y ya se afinan los últimos detalles para su ejecución. La Alcaldía es una de las que acompaña este importante evento y para este año preparó una sorpresa.

Se trata de un nuevo altar gigante, donde los devotos del Señor Jesús del Gran Poder podrán expresar su fe. El recorrido paralizará desde la zona Norte hasta el centro de la ciudad de La Paz este sábado 25 de mayo.

“Va a ver este año que al final de la procesión van a encontrar un altar gigante del Señor para que la fiesta empiece y termine con el Señor; creo que hay que recuperar el carácter devocional de esta festividad”, anunció el alcalde de La Paz, Iván Arias, a la Agencia Municipal de Noticias.

GRAN PODER

La festividad del Gran Poder mueve millones de bolivianos en todos sus eventos. Su esencia es religiosa y folklórica; los danzarines se unen para expresar su devoción al Señor Jesús del Gran Poder, cuya imagen es parte de la entrada, donde los bailarines llegan con sus coreografías.

Arias indicó que se busca impulsar y evitar la pérdida de este carácter devocional detrás de la festividad. “Este año estamos haciendo énfasis en un elemento que es el Señor de la Trinidad Padre, Hijo y Espíritu Santo; y el Gran Poder se manifiesta con una triada también que es devoción, cultura y economía, y este año queremos hacer más énfasis al ámbito devocional, es decir la fiesta tiene que recuperar su desafío de brindar y agradecer al Gran Poder, todo lo que somos, todo lo que tenemos”, expresó la autoridad.

El año pasado, se informó de un movimiento económico de más de $us 100 millones en todos sus eventos, y particularmente unos $us 50 millones solo en la entrada. Las más de 70 fraternidades participantes de este año empezaron sus preparativos ya desde el año pasado, en una serie de eventos que generan fuentes de empleo para músicos, artesanos, equipos de filmación, amplificación y otros.

Para este año la expectativa es grande. La Promesa se realizó el domingo como antesala de la entrada del sábado, la cual se prevé tenga como recorrido desde la zona Norte hasta el centro paceño, como sucede cada gestión.

“Le vamos a pedir salud y ante todo que recuperemos el carácter devocional, el agradecimiento al Señor (…). Tenemos que darle esa importancia a la devoción y este año me voy a dedicar a ese tema, a resaltar que estamos bailando no solo por economía y cultura, sino que estamos bailando ante todo por devoción al Señor”.