Pese a la abrogación del Decreto Supremo (DS) 5143 de Derechos Reales, los gremiales del país advirtieron que se movilizarán este viernes en demanda de la anulación de otras normas y de una solución a la escasez de dólares.

El dirigente de los gremiales de El Alto, Toño Siñani, dijo que para el sector no es suficiente la abrogación de esa norma, pues tienen otras demandas que aún no fueron atendidas.

“No nos satisface solamente la abrogación del DS 5143, también estamos pidiendo que se abroguen los decretos 4732 y 5139”, dijo.

Siñani explicó que el DS 5139 es complementario al abrogado 5143, pues establece que el Tesoro General de la Nacional le traspase Bs 3,6 millones a la Agencia de Gobierno Electrónico y Tecnologías de Información y Comunicación (Agetic) para el proceso de contratación en la adquisición de infraestructura tecnológica del Sistema de Derechos Reales. Sin embargo, la estatal indicó que ya suspendió el proceso de contratación.

Gremiales

En tanto, el DS 4732 señala que su objetivo es “la regulación, prevención de cláusulas abusivas y prácticas comerciales abusivas en contratos relacionados con la venta futura, venta con reserva de propiedad u otras modalidades, de bienes inmuebles”.

Los gremiales piden igualmente que se anule el proyecto de ley 145 relacionado con la Aduana, pues temen que, de aprobarse la norma, las autoridades podrán ingresar a sus depósitos o mercados sin orden judicial.

Otra de las demandas es una solución a la escasez de dólares, pues el sector está afectado debido a que no puede pagar por insumos que compra.

“Al Gobierno central se le ha dado 72 horas de plazo que vence el día jueves. Si el Gobierno no va a solucionar esos puntos, bueno, pues nosotros los gremiales y otros sectores a la cabeza de la central de trabajadores de Bolivia van a movilizarse el día viernes”, puntualizó.

Al respecto, al dirigente Jesús Cahuana, de los gremiales de Santa Cruz, ratificó que el viernes saldrán a las calles a protestar. Piden una solución urgente a la escasez de dólares; y lamentan que las autoridades salgan al frente a decir que hay divisas cuando la población debe recurrir a un “mercado negro” y comprar a precios más elevados.

El lunes, tras un ampliado nacional, la Confederación de Gremiales de Bolivia le dio al Gobierno un plazo de 72 horas para atender sus demandas.