Señales para saber si tu jefe es un manipulador y te hace gaslighting para evitar ser víctima y sufrir por ello

El gaslighting es una técnica de la que se habla mucho en parejas manipuladoras, pero también puede acontecer en tu lugar de trabajo. Es un patrón de abuso emocional en la que la víctima es manipulada para que llegue a dudar de su propia percepción, juicio o memoria. Esto hace que la persona se sienta ansiosa, confundida… El típico, «era broma, te pones tan histérica» es un ejemplo muy claro y básico del gaslighting o ‘luz de gas’.



Puede ser que tu superior, algún compañero de trabajo…. sea una persona manipuladora y lo esté llevando también al trabajo para, por ejemplo, llevarse tus méritos, hacerte trabajar en tareas que no te corresponden o echar balones fuera poniendo en ti el peso de problemas que surjan, para evitar asumir la culpa de sus tareas mal hechas.

Fiona Harrold, coach ejecutiva, mentora empresarial y consultora de Irlanda del Norte, reveló algunas de las principales señales de advertencia de un jefe tóxico, que se pueden detectar en la forma en que gestionan a las personas. Además, ella anima a «tomar el control» de la situación y «no permitir que el bienestar, felicidad y progresión profesional se vean comprometidos por una sola persona».

Harrold explica que los jefes probablemente se comportan de esta manera porque se sienten inseguros acerca de sus habilidades, especialmente si acaban de recibir un ascenso. Obviamente, sus inseguridades son su problema y no debería volcar sus frustraciones y su mal hacer en el resto.

Señales de que tu jefe es tóxico

La primera señal de que su jefe puede ser tóxico es si desestima tus preocupaciones sobre las tareas que te asignan. Fiona, que es autora de Be Your Own Life Coach, explica que si cuando planteas una inquietud acerca de poder completar una tarea en el tiempo que se te ha asignado, tu preocupación se deja de lado, no se aborda o discute, es un signo negativo.

Puede ser que tu preocupación sea exagerada en algún momento dado, pero si la tienes será por algo y tu superior debe escucharte y plantear de manera conjunta esas tareas de modo que sus empleados vean factibles hacerlas bien y a tiempo.

Otro indicador de un mal gerente es cuando pospone la discusión sobre estas inquietudes tuyas o incluso niega que tal conversación haya tenido lugar. Imagínate que «cuando pides más tiempo o no cumples con el plazo, tu jefe niega que tu conversación anterior haya tenido lugar o incluso que recuerdan la conversación», explica la experta. O si además de todo esto luego te culpa por un trabajo no entregado a tiempo.

Cómo evitar luchar contra comportamientos tóxicos

Fiona Harrold, además, recomienda que quienes luchan contra comportamientos tóxicos en la oficina deberían evitar tener conversaciones confidenciales uno a uno con su jefe. En cambio, deberías asegurarte que otras personas estén presentes en las reuniones.

También es importante iniciar una conversación con su jefe para intentar resolver este problema y que lo hagas «de una manera clara y segura, que no sugiera que estás equivocado o eres culpable de nada», dice la coach. Otra forma de abordar este comportamiento es conseguir siempre acuerdos por escrito y asegurarse de tener un registro documental. Esto significa que no se puede negar nada y hay evidencia de lo dicho en las conversaciones.

Es importante destacar que el hecho de que tu jefe te engañe no es culpa tuya: «es vital no confabularse en una dinámica que pueda hacerte sentir que has hecho algo mal«.

Imagen | Foto de Vitaly Gariev en Unsplash

En Genbeta |  Esta web es una mina para buscar teletrabajo en España: agrupa a más de 200 empresas que buscan a teletrabajadores

Fuente: Link